Menú

Pioneras en Porsche

Estamos acostumbrados sin quererlo a una educación algo clasista y, en cierto modo, heredada simplemente por inercia. La mujer y el mundo del automóvil mantienen una historia de fuerte pasión y quizás algo más poderosa que la masculina. La historia es testigo de cómo la lucha del género femenino siempre tuvo una posición merecida detrás de un volante, y Porsche es punta de lanza en este aspecto.

La primera imagen que tenemos de una dama asociada a un Porsche es la de Aloisia Kaes al volante de un Lohner-Porsche Mixto de 1902. Durante los primeros años, las féminas relacionadas con la marca Porsche eran en su mayoría familiares de los trabajadores de la marca, como Johanna KaesHidelgard Rab. Otra de las vías que permitió a la mujer adquirir mayor protagonismo en el mundo del motor fue lo que los franceses llamaban los Mixed-teams, rallyes de la época en los que participaban tanto hombres como mujeres. Una y otra vez los intentos por introducir a la mujer en la competición se suceden durante años, lucha que todavía hoy perdura en cierto modo.

Dos de estas valerosas mujeres dejaron su impronta en los libros de historia, se trataba de las suecas Cecilia Countes Kostull y Christina Peyron, el primer equipo femenino en correr un rally, que a bordo de un Porsche 356/2 (Chasis nº 356/2-044) quedaron en cuarto lugar en el  “Midnight Sun Rally” de 1950.

No hay duda de que las primeras mujeres amantes de la velocidad optaron por Porsche desde el origen de la marca, como lo hizo Jolanda Tschudi en 1949, comprando el primer Porsche 356/2 Cab. con “ Beutler body” y chasis 256-002. Un coche que solo lo pude ver una vez en la Techno Classica de Essen y que realmente enamora a primera vista, con una visual un poco más italiana. Un vehículo con una línea especial para una mujer excepcional como era Jolanda, piloto de planeador con récord de 5.000 metros de altura y que participó en numerosas expediciones al norte de África, realizando estudios etnográficos en las poblaciones tuaregs.

Pero el caso del 356 y Jolanda Tschudi no es un caso aislado. El primer 356 (Prototype nº1) también tiene una bonita historia relacionada con la mujer. En 1948 se vendió en Suiza a la actriz Elisabeth Spielholfer, que después de comprar el coche y disfrutarlo hasta 1951 pasó un año más tarde a manos de Rosemarie Muff, que se embarcó en un viaje por España. No tenemos datos de este viaje, ni fotos, pero realmente tenía que ser extraño y admirable ver el chasis nº1 rodando por nuestras tierras en aquella época, pero quizás ésta otra aventurera de MotorSport solo quería ver a Juan Manuel Fangio por Pedralbes, quién sabe.

Lo que queda claro es que Porsche siempre ha tenido presente el “por y para la mujer” y podríamos nombrar cientos de mujeres, unas más famosas y otras anónimas, todas ellas heroínas y luchadoras, visionarias y aventureras. 

---------------------------------

Alvaro Couso 
@alvaro_couso
Director en 9Republic Porsche Magazine y E.D.E. Porsche writer and driver



 

Compartir 

También te puede interesar