Compartir 
Porsche
Porsche Classsic

El exclusivo 911 Turbo RS de Herbert von Karajan

Herbert von Karajan nació en Salzburgo el 5 de abril de 1908. Durante treinta y cinco años dirigió la Orquesta Filarmónica de Berlín y antes, la Orquesta Sinfónica de Viena. A día de hoy, más de treinta años después de su fallecimiento, se le sigue considerando como uno de los más destacados directores de orquesta de la historia.

Especialmente meticuloso y exigente, Herbert von Karajan era amante de los detalles, también en lo que a vehículos se refiere. Su vida estuvo ligada al mundo del motor desde que era joven, cuando pasó tres semestres estudiando ingeniería mecánica. Como detalle curioso podemos decir cuál fue su trabajo en el examen de graduación de 1926 al finalizar la escuela secundaria en Salzburgo: versó sobre la termodinámica y los motores de combustión. Con esto queda claro que no fue casualidad que su vida se ligase al motor, sino que desde muy joven se mostró fascinado con ese mundo.

No solo fue director de orquesta, era amante del arte y conductor entusiasta de Porsche. Durante su vida fue dueño de varios vehículos Porsche, como un 356 Speedster, un 550 A Spyder, un par de Porsche 959 y varios 911, pero sin duda el más significativo de todos fue el exclusivo 911 Turbo RS que ya forma parte de la historia.

Al igual que con sus obras musicales, Herbert von Karajan era meticuloso con sus coches y el 911 Turbo RS que le pertenecía no era ni mucho menos una excepción. Partiendo de un Porsche 930 Turbo, el maestro de orquesta soñó con un coche único. En el año 1974 encargó una remodelación del mismo en el departamento de requerimientos especiales de Porsche. Quería que hicieran del 911 uno más ligero y aún más deportivo que el vehículo original de serie.

Ernst Fuhrmann, el entonces presidente de Porsche, fue el encargado de hacer realidad el deseo del maestro, consiguiendo que el nueveonce pesara menos de 1.000 kilos. La potencia de 260 CV no debía variar por deseo expreso de Karajan, así que reducir los 1.140 kilos que pesaba al salir de la fábrica no era tarea fácil. 

Con el chasis de carreras del RSR y la carrocería del Carrera RS, la transformación comenzaba. Se le acopló un tren de rodaje de competición y arcos de seguridad, pero el interior se redujo a su mínima expresión. Se eliminó el banco trasero y se sustituyó por la estructura de acero de una jaula antivuelco. En la parte delantera se mantuvieron los estrechos asientos de cuero de piloto y copiloto. 

La ligereza era prioritaria así que los tiradores de las puertas se sustituyeron por unas tiras de cuero que desbloqueaban las cerraduras de un tirón y la radio se eliminó, algo que no era un problema para Karajan que disfrutaba de la sinfonía del motor bóxer de seis cilindros. Precisamente el motor recibió un turbocompresor aumentado y un árbol de levas más ajustado capaz de movilizar los 100 CV más que el motor conseguía dominar después de su remodelación. 

La carrocería del Porsche en los colores de Martini Racing se fabricó de una forma exclusiva para Herbert von Karajan en un intento porque cada deseo del austriaco se viera cumplido. Al tratarse de una decoración que llevó el 911 Carrera RSR Turbo 2.1 que quedó segundo en las 24 Horas de Le Mans de 1974, Porsche tuvo que pedir permiso al productor de vermut Rossi para que el 911 Turbo tuviera el mismo acabado, solo que con la firma de Herbert von Karajan en la parte trasera del coche.

Años antes de su muerte, Herbert von Karajan lo vendió con apenas tres mil kilómetros. Era 1980 y se perdió la pista de este coche único hasta 2004, cuando el automóvil ya había pasado por su sexto dueño que integró esta pieza extraordinaria en su colección secreta en Suiza. 

Con un valor de más de tres millones de euros, el exclusivo 911 Turbo RS de Herbert von Karajan es una leyenda aún viva en la que el director de orquesta cambió las notas musicales por la musicalidad de un motor deportivo que aún hoy, sigue rugiendo.

Otros artículos que te interesarán

Porsche / innovación / app

La estadística dice que cuatro de cada cinco Porsche GT han sido conducidos en...

13/11/2017
Porsche / Porsche Digital

En 2016, el Cloud Computing (‘computación en la nube’ o ‘la nube’) todavía estaba...

03/04/2020