Menú
El Panamera Sport Turismo en la fiebre del oro

El Panamera Sport Turismo en la fiebre del oro

Baird & Co. es uno de los principales comerciantes y refinadores de oro de Gran Bretaña – fundado en 1967 y con sede en una dirección discreta en el este de Londres. La semana pasada Baird necesitaba organizar un envío importante de oro desde su refinería a su nueva sala de exposiciones en Hatton Garden. Las barras – 24 en total – tienen más o menos el mismo tamaño que el ladrillo de una casa y cada una de ellas pesa 12,5 kg. Juntas, las barras tienen un valor de mercado combinado de aproximadamente £10.000.000 (11.247.771 EUR / $13.787.800). Baird invitó a Porsche a asistir con la titánica tarea de transportar el cargamento – con un estricto conjunto de cláusulas adjuntas.


Las barras tienen un valor de mercado combinado de aproximadamente £10.000.000

Cada barra de oro se crea con una meticulosa precisión – y cada parte del proceso es cuidadosamente examinada y detenidamente planeada por Baird & Co. Con prudencia, una vez que tiene forma de barra, el oro es almacenado en la bóveda subterránea de última generación de Baird & Co en Hatton Garden. Pero llegar a la bóveda desde la refinería de oro supone viajar 12 millas a través de Londres – un viaje que conlleva un riesgo inherente. En un esfuerzo por reducir este riesgo, Baird & Co decidió que era necesario transportar el oro con gran eficiencia, bajo una estrecha vigilancia y que el tiempo era primordial – cuanto más tiempo tardara, mayor sería el riesgo.




El domingo por la mañana, el convoy salió del este de Londres

Se facilitaron tres ejemplares de Porsche Panamera Turbo Sport Turismo para tal propósito. A pesar de que los coches eran espaciosos y tenían un mínimo de 550 hp (Panamera Turbo Sport Turismo: consumo de combustible combinado 9,5 – 9,4 l/100 km; emisiones de CO2  217 – 215 g/km) y tracción a las cuatro ruedas, sin carencia de rendimiento, los requisitos estipulados por Baird & Co eran abrumadores. Cada uno de los coches necesitaba ser capaz de transportar a cuatro adultos – el conductor, un operador de radio y un especialista en seguridad – y tener la capacidad de carga para albergar dos cajas de lingotes de oro especialmente diseñadas que, cuando contienen barras de oro, pesan más de 60 kg. A pesar del cargamento, también era necesario que mantuvieran unas reservas importantes de rendimiento para transportar rápidamente el oro a través del centro de Londres.

A las 11:00 de la mañana del domingo, el convoy salió del este de Londres y fue seguido por un helicóptero y por personal de seguridad en tierra mientras los Panamera Turbo Sport Turismo azul, rojo y blanco pasaban por las calles de Londres. Guiado por un coche en cabeza, acompañado por el personal de seguridad y equipado con cámaras para grabar la ocasión, el convoy avanzó decidido a través de la capital. La ruta, precisamente planeada y ensayada, no tuvo ningún contratiempo y el convoy completó su viaje de 12 millas en la bóveda de Hatton Garden unos 40 minutos después de haber salido. Equipos de especialistas extrajeron las pesadas cajas de oro de cada uno de los Panamera Turbo Sport Turismo – la suspensión neumática hizo que los coches se mantuvieran nivelados en todo momento – antes de meterlas en las bóvedas acorazadas. A su llegada, se abrieron las cajas y las barras de oro fueron catalogadas y contabilizadas.


Viaje rápido a través del centro de Londres

Un aliviado Nick Hammond, director de Baird & Co, comentó: “En este caso, teníamos un gran cargamento de oro para transportar – lo cual es bastante raro. Tuvimos que confiar en la absoluta fiabilidad de los coches, así como en su estabilidad y en su más que sobrada capacidad de transportar el oro con capacidad – en términos de rendimiento – de sobra. No queríamos que los vehículos se acercaran a su límite, lo cual es pedir bastante. Y, a pesar del extraordinario peso – y de la densidad del mismo – que tenían que transportar los Panamera, se comportaron impecablemente”.

Los tres Panamera Sport Turismo eran coches estándar de producción – dos de ellos tenían especificación “Turbo” y estaban equipados con motores V8 de 4.0 litros capaces de generar 550 hp (consumo de combustible combinado 9,5 – 9,4 l/100 km; emisiones de CO2 217 – 215 g/km) mientras que el tercero (con un acabado rojo carmín) era un Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo registrado en Alemania – con una potencia de salida combinada de 680 hp (consumo de combustible combinado 3,0 l/100 km; emisiones de CO2 69 g/km; consumo de electricidad (combinado) 17,6 kWh/100 km y capacidad de viajar sólo con energía eléctrica.
 

Compartir