Menú
Porsche conquistó la Isla que vio nacer a Napoleón

Porsche conquistó la Isla que vio nacer a Napoleón

La isla de Córcega, situada en el Mediterráneo frente a las costas francesas, posee un impresionante patrimonio natural. Destaca por sus contrastes entre espectaculares playas y frondosos bosques, que la convierten en una de los paisajes más verdes del Mediterráneo y que conquistan la isla.

Pero hablando de conquistas y conquistadores, también posee un importante patrimonio cultural. Ello se debe a que es el lugar de nacimiento de uno de los personajes más controvertidos de la historia de la humanidad, el emperador francés Napoleón Bonaparte.

Porsche, a su manera, también ha sido una marca conquistadora. En este caso, de importantes títulos de automovilismo de competición, entre los que no podía faltar el Rally de Córcega.

El Rally de Córcega, o Tour de Corse se disputa en la isla francesa desde 1956. Es una carrera que se disputa por asfalto, y es conocida por la gran cantidad de curvas peligrosas que se encuentran a lo largo de su recorrido.

En la década de los años 60, Porsche resultó ganadora en dos ocasiones de la famosa prueba, en el año 1960 gracias al Porsche 356 pilotado por Herbert Linge, y en el año 1969, gracias al Porsche 911 R conducido por los franceses Larrousse y Gelin. Esta última victoria, es a la que hace referencia el siguiente cartel.


En él se quiso dejar claramente identificada la competición con el país en el que se organiza, Francia. La utilización del azul, el blanco y el rojo es prioritaria en la composición resaltando de esta manera los colores de la bandera gala. Además, la inclusión de la figura de Napoleón con un difuminado a puntos en el fondo, así como las letras en vertical tricolores relacionan directamente con el lugar de nacimiento de éste.

Pero si nos fijamos, lo que verdaderamente resalta situado en la esquina inferior derecha, es el Porsche 911 R en blanco, que no ha sido colocado allí al azar sino que según la “Regla de los Tres Tercios”, es la figura que más peso tiene en la imagen.

Siguiendo además los “copies” elegidos para la ocasión nos muestran al vehículo vencedor de la prueba por encima del resto de elementos gráficos. Y eso es lo que se quiere destacar, el vehículo como parte de la historia, ya que se trata de uno de los coches que marcaron una época (batió cinco veces el récord mundial de resistencia absoluta) y del cual se fueron realizando nuevas unidades.

Como muchos ya saben, en esta época Porsche utilizaba una estrategia muy concisa a la hora de promocionarse. Las victorias obtenidas en las distintas competiciones del motor eran replicadas a modo de cartel, muchas veces en la misma semana, para llegar a un público mayoritario cuando la televisión continuaba con su proceso de expansión.

En la década de los años 60, Porsche resultó ganadora en dos ocasiones de la famosa prueba, en el año 1960 gracias al Porsche 356 pilotado por Herbert Linge, y en el año 1969, gracias al Porsche 911 R conducido por los franceses Larrousse y Gelin. Esta última victoria, es a la que hace referencia el siguiente cartel.

El vehículo que se promocionaba en este caso era el ganador de la prueba, el Porsche 911 R. Este vehículo de competición se comenzó a fabricar en 1967, con la característica “R”, distintiva para “Racing”. El objetivo, era conseguir fabricar el mejor vehículo sobre la pista, con la mejor relación potencia-peso.

Para ello, las puertas, las capotas, los guardabarros delanteros, los parachoques y las ventanas se fabrican en plástico. Además para reducir peso se eliminan elementos como alfombrillas, tapas, etc… De esta manera, se disminuyó significativamente el peso, hasta conseguir 800 kg.  Como características destacables de este vehículo de competición están el motor atmosférico de 6 cilindros que llegaba a desarrollar 210 CV.

Ya desde 1967, el 911 R fue cosechando victorias, pero el año 1969 fue el más laureado para la marca en tierras francesas, ya que conquistó además del “Tour de Corse”, el “Rally Neige et Glace”, y bajo los mandos igualmente de  Larrousse y Gelin, la edición del “Tour de France Automobile”

 

Compartir