Menú
Zuffenhausen es Porsche

Zuffenhausen es Porsche

Porsche es Zuffenhausen. Las raíces de la familia y el legado de vehículos con ADN deportivo que perduran durante la historia, están muy ligados a la ciudad de Stuttgart y en especial, a Zuffenhausen. El primer Porsche se produjo allí y sentó las bases de la historia de nuestra marca.

Actualmente, Zuffenhausen es un distrito de la zona norte de la ciudad de Stuttgart, pero antiguamente fue una localidad independiente hasta 1931 cuando fue absorbida debido a la expansión de la ciudad.

Porsche se mudó al distrito de Zuffenhausen en 1938 y la empresa ha ido creciendo con él. Las decisiones ejecutivas de la compañía todavía se toman en el peculiar edificio de oficinas de tres pisos original de 1938. Las salas de reunión del mismo complejo todavía existen. Hoy albergan el centro de entrega de fábrica y el taller exclusivo. La planta 1, inicio de Zuffenhausen, se ha expandido constantemente en un estilo arquitectónico relacionado, incluyendo la estructura cuadrada actual, alrededor del primer conjunto histórico.

Las primeras unidades del Porsche 356 se fabricaron en Zuffenhausen en 1950 bajo la dirección de Ferry Porsche, todavía manualmente en gran parte, utilizando una sala alquilada a la empresa Reutter. Esta fue la ubicación ideal dada la cantidad relativamente limitada de vehículos fabricados en esos primeros días de la marca, aunque la producción superó rápidamente los planes establecidos por el joven fabricante de coches.

El 356 se convirtió en el primer éxito mundial de Porsche. Las ventas mostraron un crecimiento continuo, por lo que Porsche trasladó sus instalaciones de producción a su propia planta a finales de 1952. En 1954, esta sala ya se estaba ampliando. A finales de 1955, esta planta estaba en funcionamiento. La sala de producción volvió a estar disponible cuando la empresa pudo regresar a sus propios edificios de la Planta 1 que habían sido ocupados por los Aliados desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Los edificios pasarían a albergar el departamento de diseño, al personal comercial, el departamento de reparación de automóviles de empresas y clientes, y el departamento de pruebas y desarrollo de autos de carrera. La producción, las ventas y el departamento de suministro de repuestos se mantuvieron en la Planta 2.

Las instalaciones de Zuffenhausen han crecido desde el tamaño de un gran terreno de juego hasta un área de alrededor de 670,000 metros cuadrados, lo que equivale a unos 62 campos de fútbol. Zuffenhausen produce todos los vehículos deportivos de dos puertas de Porsche, las series 911 y 718, así como los motores de gasolina para toda la gama de productos. Los motores eléctricos eficientes con características de rendimiento orientadas a los motorsports también se fabrican aquí. Ya se han terminado las instalaciones de producción para el sistema de accionamiento del Taycan, así como los posibles modelos derivados.

Porsche continúa haciendo un uso eficiente de cada metro cuadrado de su ubicación principal en Zuffenhausen, lo que ha supuesto un continuo desafío en este área industrial altamente desarrollada. A lo largo de cada parte de su historia, Porsche ha aprovechado al máximo sus posibilidades. Lo mismo ha ocurrido con los preparativos para producir el Taycan. El proyecto de construcción es muy complejo: los nuevos edificios se han construido en y entre las estructuras existentes, mientras que la producción ha seguido avanzando como de costumbre, y estos nuevos edificios también estarán conectados por un segundo puente transportador a través de la transitada Schwieberdinger Strasse. El trabajo se realiza porque este emplazamiento emblemático cargado de tradición posee las capacidades para producir el primer Porsche puramente eléctrico.

La fábrica de Zuffenhausen además acerca la experiencia al cliente, permitiendo ser visitada durante el año, en grupos reducidos a 40 personas por visita.  El número de visitas a la factoría de Zuffenhausen por los Clubes Porsche está limitada a 20 eventos anuales. Alrededor de cinco de estas visitas a fábrica incluyen, además de la visita del Museo Porsche y de la producción en Zuffenhausen, también una visita del Centro de Desarrollo Porsche en Weissach.

Compartir