Menú
Fernando Guerra fotografía las instalaciones de Porsche Ibérica

Fernando Guerra fotografía las instalaciones de Porsche Ibérica

Fernando Guerra, el prestigioso fotógrafo portugués especializado en temas arquitectónicos, ha realizado un completo trabajo sobre las nuevas instalaciones de Porsche Ibérica, situadas en la avenida de Burgos, en Madrid. La colección incluye no sólo espectaculares vistas exteriores del edificio, algunas de ellas tomadas desde perspectivas inusuales que conforman imágenes de una gran belleza plástica; además, Guerra se ha sumergido en todos los rincones de la construcción, como despachos, salas de reuniones e incluso la zona de aparcamiento y taller, para dar su particular visión de una extraordinaria obra que hoy se muestra como ejemplo en las sedes de la compañía de otros países.

“Los edificios vacíos son siempre los más difíciles de fotografiar, porque carecen de sentido, aunque en este caso tampoco fue sencillo ya que tanto Porsche distrae mucho la atención”, comentaba sonriente el artista luso.

Fernando Guerra nació en Lisboa, en 1970, y se licenció en arquitectura por la Universidad Lusíada de esta ciudad a los 23 años. Al poco tiempo de terminar sus estudios se marchó a Macao, donde trabajó como arquitecto de 1994 a 1999, para después dedicarse de lleno a su otra gran pasión, la fotografía. A partir de ahí, su carrera como fotógrafo especializado en temas arquitectónicos ha sido un éxito y posee los más prestigiosos galardones internacionales del sector. Su obra se puede ver en colecciones privadas y públicas del mundo entero como, por ejemplo, en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa), que compró seis de sus trabajos en 2015 para exponerlos de forma permanente.

Preguntado por lo que más le había impresionado del nuevo edificio de Porsche en Madrid, Fernando Guerra respondía que la manera en que se había resuelto la complejidad de ser al mismo tiempo la sede central de una empresa y uno de los concesionarios de la ciudad, que alberga también una parte de taller tanto para vehículos clásicos como modernos. “Todo el conjunto funciona como una simbiosis perfecta, igual que sucede con los coches de la marca”, comentaba.

Compartir