Menú
Porsche Classic

Nuevo libro de colección, imprescindible para propietarios de Porsche clásicos

A finales de 2017, Porsche Classic lanzó Originale, un libro coleccionable que permite a la marca mantener el contacto con sus clientes de vehículos históricos, donde se incluyen reportajes sobre cuestiones técnicas, restauraciones, noticias y novedades en el catálogo de piezas y accesorios, todo ello de gran interés para los propietarios de automóviles Porsche de distintas épocas. A los pocos meses de su estreno, Originale ha obtenido ya varios galardones de prestigio, como el Red Dot Design en la categoría de publicaciones y medios impresos, o un primer y segundo puesto en los BCM Award, el principal certamen europeo que premia contenidos de marketing.

Originale tiene un formato tipo libro, de tamaño algo menor a un folio, con las pastas duras de cartón y el canto de tela en un color diferente para cada número, pues pretende ser un objeto de colección que destaque en la librería de todo buen aficionado. De diseño limpio y muy cuidado, está traducido al español y, aproximadamente, la segunda mitad de sus casi cien páginas está dedicada a mostrar una selección de piezas originales Porsche Classic, parte de ella con ilustraciones en color y ordenada por apartados mecánicos, mientras que el resto es una enumeración con su respectiva referencia que se clasifica por modelos.

El nuevo libro Originale se edita dos veces al año y ya están disponibles los ejemplares correspondientes a 2017, así como el primero de 2018. Es un producto exclusivo para propietarios de Porsche clásicos y, por tanto, no está a la venta. Sólo hay tres formas de conseguirlo, siempre de forma gratuita: una, dirigiéndose al taller del Centro Porsche donde el cliente mantiene su modelo histórico y solicitándolo; otra, rellenando un formulario con los datos personales y del vehículo clásico en la página web https://www.porsche-iberica.com/es/porscheservice/libro-originale/, donde también hay que elegir un Centro Porsche específico para que se lo entreguen en mano. Por último, los poseedores de la tarjeta Porsche Classic Card reciben el libro automáticamente en su domicilio.

Esta tarjeta, que también es exclusiva para dueños de automóviles Porsche históricos, ofrece interesantes ventajas, como precios especiales en todas las piezas y mano de obra para cualquier reparación o revisión de su clásico. Además, los usuarios reciben la revista Christophorus.

En España y Portugal circulan un total de 26.000 ejemplares de Porsche clásicos, vehículos que van desde el legendario 356 hasta el superdeportivo de altas prestaciones Carrera GT, pasando por diferentes generaciones del mítico 911, así como los 914, 924, 944, 968, 928 ó 959, y los Boxster de la primera época (986).

A pesar de esta comunidad tan numerosa, todavía hay un porcentaje alto de clientes que no mantienen relación con los centros oficiales de la marca, por la creencia de que realizar los trabajos de mantenimiento y restauración en ellos resulta más caro que hacerlo en otro tipo de instalaciones. Porsche lleva años luchando por desterrar esa idea y ofrecer precios cada vez más competitivos. Además, con el programa Porsche Classic se pueden obtener el Servicio de Asistencia en carretera Porsche y un asesoramiento personalizado sobre su clásico, aparte de los precios especiales antes mencionados.

Otra gran ventaja de acudir a un Centro Porsche es que allí se cuenta con personal totalmente capacitado para abordar cualquier trabajo, no sólo porque disponen de utillaje especial y de la información adecuada, sino porque participan de manera constante en cursos de formación muy avanzados. Y, por supuesto, todas y cada una de las intervenciones que se realicen cuentan con la garantía de la marca, además de estar hechas con recambios originales, algo imprescindible para un buen mantenimiento y para que el clásico no pierda su valor.

Porsche da una importancia clave a su negocio de clásicos, siguiendo al pie de la letra una de las máximas de Ferry Porsche: “Necesitamos de nuestro pasado para crear el futuro”. Además, es el único fabricante que puede afirmar que el 80% de todos los deportivos de dos puertas que ha fabricado desde sus inicios, hace ya 70 años, siguen circulando por las carreteras de todo el mundo. El resultado de esa fiabilidad también es una pieza fundamental para el balance económico de los concesionarios, donde en el apartado de facturación de recambios el 20% pertenece a coches clásicos.

Por eso Porsche dedica buena parte de sus recursos a desarrollar nuevos recambios y accesorios para los modelos más antiguos que, con el paso del tiempo, y en muchos casos debido a un mantenimiento escaso o nulo, sufren desperfectos en piezas originales que son difíciles de conseguir. Así, Porsche reedita dichas piezas con idénticas especificaciones a las que tenían en el año de su construcción, pero utilizando la tecnología actual para disfrutar de un mejor rendimiento sin modificar la esencia. Un ejemplo es el radio-navegador lanzado hace casi tres años, clásico en su exterior, pero con la más moderna tecnología. Lo mismo se puede decir de otros productos como aceites, pinturas o amortiguadores.

También, para atender aún mejor a sus joyas del pasado, la firma de Stuttgart homologa a algunos de sus concesionarios como Porsche Classic Partner, lo que significa que cuentan con una especialización absoluta, tanto por parte de sus técnicos como de los medios materiales que estos tienen a su alcance. Incluso, hay casos en los que se recupera a personal jubilado para que imparta formación sobre vehículos clásicos a los nuevos técnicos de Porsche Classic.

Centro Porsche Barcelona fue nombrado primer Porsche Classic Partner en la península Ibérica, seguido del Centro de Servicio Porsche Estoril, a los que se unirá en breve Centro Porsche Madrid Norte.  

Compartir