Menú
Un año sólido para Porsche: en la pole position de la electromovilidad

Un año sólido para Porsche: en la pole position de la electromovilidad

Éxito en tiempos de transformación. Porsche AG ha conseguido nuevos récords en beneficio operativo, ingresos por ventas, entregas y número de empleados en el ejercicio fiscal 2018. El beneficio operativo de la compañía creció alrededor de un 4% en comparación con el año anterior y alcanzó los 4.300 millones de euros, mientras que los ingresos por ventas aumentaron el 10%, hasta los 25.800 millones de euros. El margen sobre ventas fue del 16,6%. En 2018, la empresa entregó 256.255 vehículos a clientes, lo que representa un 4% más sobre el ejercicio previo. La plantilla creció alrededor de un 9% y se situaba a finales de año en 32.325 empleados.

“En el ejercicio fiscal 2018, nuestra atractiva gama de producto nos ha permitido, una vez más, incrementar significativamente las ventas. Porsche es sinónimo de motores de gasolina emocionales y de híbridos enchufables de altas prestaciones. En el futuro se nos conocerá también por los sistemas de propulsión 100% eléctricos”, comenta Oliver Blume, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche AG. Porsche invertirá unos 15.000 millones de euros en nuevos productos en el periodo que va hasta 2023.

El fabricante de vehículos deportivos está ampliando sistemáticamente su oferta en el campo de la electromovilidad. El Taycan, el primer deportivo 100% eléctrico de Porsche, se presentará en septiembre y su primer derivado, el Cross Turismo, lo hará a principios de la próxima década. Además, la nueva generación del SUV compacto Macan tendrá también propulsión eléctrica, por lo que se convertirá en la segunda familia de modelos Porsche alimentada por baterías. En esta área, los esfuerzos de la compañía se basan en la proyección que hemos hecho hasta 2025, cuando la mitad de las ventas de modelos Porsche será de coches 100% eléctricos o de híbridos enchufables.

“Nuestra plantilla se habrá más que duplicado en solo siete años”, señala Blume, “y la electromovilidad es otra de las fuentes que va a impulsar los puestos de trabajo. Estamos creando 1.500 nuevos empleos específicos sólo para producir el Taycan. Nuestro primer deportivo 100% eléctrico anuncia el comienzo de una nueva era y le auguramos un gran éxito al Taycan. Dado que tenemos ya más de 20.000 personas verdaderamente interesadas en comprar uno, vamos a ajustar nuestra capacidad de producción al alza”.

Tasas de crecimiento de doble dígito para el Panamera, el Cayenne y el 911

“Hemos logrado nuevos récords de ingresos por ventas y de beneficio operativo en 2018. El aumento de beneficios procede, sobre todo, del crecimiento del volumen de ventas, de una mejora en el mix de producto y del desarrollo positivo en nuestras otras divisiones y campos de negocio”, comenta Lutz Meschke, Vicepresidente del Consejo de Dirección de Porsche AG como responsable de Finanzas e IT.

Con un incremento del 38%, el Panamera ha conseguido el crecimiento más sólido en términos de ventas y suma un total de 38.443 unidades. Pero incluso el 911 crece a doble dígito, a pesar de que está en pleno cambio de generación del modelo: el número de coches entregados aumentó el 10%, hasta los 35.573 vehículos. Las ventas del Cayenne subieron un 12%, lo que supone 71.458 coches vendidos. Por su parte, el Macan continuó siendo el modelo de más éxito en cuanto a volumen, pues se entregaron 86.031 unidades. El mercado chino también mantuvo su posición de liderato en 2018, con un crecimiento del 12% y unas ventas totales de 80.108 vehículos. Con un incremento del 3% y 57.202 coches entregados, Estados Unidos se vuelve a colocar en segunda posición.

“La transformación de la industria del automóvil está en pleno apogeo. Estamos muy comprometidos con la digitalización, la conectividad y los nuevos conceptos de movilidad”, explica Blume. Para reducir aún más las emisiones de carbono, Porsche también está poniendo el foco en los combustibles sintéticos producidos utilizando energías renovables. “Vemos un potencial importante en el área de los combustibles sintéticos, como un camino para que el funcionamiento de los vehículos con motores de combustión sea todavía más respetuoso con el medio ambiente, en particular en los modelos ya existentes”, dice Blume.

Se espera un crecimiento aún mayor para 2019

“El cambio al nuevo ciclo de pruebas WLTP y los filtros de partículas de gasolina, junto con nuestra eliminación de nuevos modelos propulsados por motores diésel, supone que los meses que tenemos por delante también serán un reto”, comenta Meschke, Director Financiero de la compañía. A pesar de ello, Porsche espera aumentar sus entregas en 2019, así como un ligero incremento en los ingresos por ventas. “Nuestros productos ponen los cimientos para un ejercicio fiscal exitoso. En 2019, tendremos la nueva generación del 911 implantada en todos los mercados mundiales, habrá más versiones de los 718 y Cayenne y lanzaremos el Taycan”, añade Meschke. Y continúa diciendo que, a pesar de las altas inversiones en electrificación, en transformación digital y en la expansión y renovación de algunas plantas, la compañía quiere garantizar que continúa con su ambicioso objetivo de beneficios. “A través del uso de medidas que mejoren la eficiencia y de la apertura de nuevas áreas rentables de negocio, queremos seguir logrando nuestro objetivo estratégico de alcanzar un margen operativo sobre las ventas del 15%,” resalta Meschke.

Compartir