Menú

25 años de Manthey-Racing en siete momentos

Manthey Racing es un equipo de automovilismo alemán fundado en 1996 por Olaf Manthey. Podría ser solo esto, pero es mucho más. El ex piloto de carreras Manthey nacido el 21 de abril de 1955 en Bonn, Alemania, fue conocido por sus innovadoras ideas ya cuando competía, como la que tuvo durante su tercera carrera como piloto cuando decidió calentar las ruedas de su coche en la subida de Trier.

Con 30 victorias absolutas en el certamen de resistencia VLN que se celebra en Nürburgring, Olaf Manthey estaba destinado a triunfar. Se retiró en 1993, pero la velocidad aún corre por sus venas. Por eso tres años después decidió centrarse en Porsche y crear su equipo Manthey Racing en la Porsche Carrera Cup de Alemania que él mismo había ganado en 1990, y en la Porsche Supercup.

Cuatro años más tarde de formar la empresa, Olaf Manthey decidió que necesitaban un taller más grande, así que el 1 de abril de 2000, trasladan las nuevas instalaciones a Meuspath. Allí comienzan con solo tres empleados fijos y siete elevadores de vehículos y ahora, tras varias ampliaciones, trabajan 200 personas en la calle Rudolf Diesel, un simpático guiño para una empresa que vive de quemar gasolina en el asfalto. 

Un equipo deportivo de automovilismo que vive por y para las carreras, tanto que el lugar donde ocurre la magia, su sede, se encuentra a 3 kilómetros de la que sin duda es la pista donde se sienten más cómodos: Nürburgring.

Después de un cuarto de siglo de historia el nombre de Manthey se ha convertido en sinónimo de lucha, de máximo rendimiento en el circuito y de compromiso. Siete momentos para resumir 25 años y ver en una pincelada única todo lo que Manthey-Racing ha sido capaz de hacer junto a Porsche. El principio de un camino que sin duda es solo eso, el principio.

Triunfador en la Supercup

 

En el primer año en que Manthey-Racing participaba en la Porsche Supercup ya consiguió un merecido cuarto puesto, pero no era suficiente para el hambre de victorias de Olaf Manthey. De 1997 a 2000 el equipo consiguió de forma consecutiva hacerse con el campeonato en manos del piloto holandés Patrick Huisman que conducía el famoso Porsche 911 Cup. 

1999, el año del “doblete” en Le Mans

Para Porsche, Le Mans tiene un significado especial. Y también para Manthey-Racing que se hizo con la victoria en la categoría GT de las 24 Horas de Le Mans en el año 1999. Uwe Alzen, Patrick Huisman y Luca Riccitelli conducían el Porsche 911 GT3 R. Ese mismo año la escudería inscribe un segundo coche por Champion Racing, también 911 GT3 R. La sorpresa fue que sus pilotos Müller, Wollek y Mayländer, terminaron segundos en su clase.

Timo Bernhard, Manthey-Racing y Porsche, una combinación ganadora

Nació el 24 de febrero de 1981 y siempre será uno de los pilotos de más éxito en el Infierno Verde. La primera participación de Timo Bernhard fue el 12 de abril de 2003 cuando, con tan solo 22 años, ganó en su categoría junto a Lucas Luhr y Wilhelm Kern. Conducían un maravilloso 911 GT MR Turbo. Durante su carrera, Bernhard se hizo con la victoria en las 24 horas de Nürburgring en cinco ocasiones pilotando un coche de Manthey-Racing.

La relación de Timo Bernhard y Manthey-Racing es tan fuerte que es él quien acompaña a Olaf Manthey en la que sería su última prueba como profesional en 2005. Ambos consiguen un merecidísimo primer puesto con un 911 GT3 MR en la carrera DMV de 250 millas en Nürburgring-Nordschleife, un símbolo más de su potente unión.

La primera y única victoria de un coche híbrido en el Nordschleife

El 28 de mayo de 2011 Marco Holzer, Richard Lietz y Patrick Long eran los encargados de hacer las pruebas de desarrollo del Porsche 911 GT3 R Hybrid durante la cuarta prueba del VLN. Consiguen cifras por delante de todos los Porsche GT3 demostrando que un coche híbrido puede ser aún más eficaz y potente. A día de hoy, esta ha sido la primera y única victoria de un coche híbrido en el Nordschleife.

El número 1 en las 24 Horas de Nürburgring

El porcentaje de victorias del Porsche 911 GT3 R de Manthey-Racing que participaba en las 24 Horas de Nürburgring con el número 912 es abrumador, un 50%. Pero no es el mejor dato que Manthey-Racing tiene en Nürburgring. Seis victorias convierten a Manthey-Racing en el equipo más exitoso en la carrera de las 24 Horas de Nürburgring-Nordschleife. 

Durante cinco años compitió con el número 1 en las 24 Horas de Nürburgring, un número reservado solo para el ganador del año anterior que tiene el honor de competir con el número más bajo. En 2007, 2008, 2009, 2010 y 2019, Manthey-Racing compitió con un flamante 1 en el capó de su coche. La excepción fue cuando después de la victoria de Lieb, Luhr, Bernhard y Dumas en la carrera de 2011, el Porsche 911 GT3 R que corrió en 2012 lo hizo con los números 10 y 11.

La victoria de los 911 RSR de Manthey-Racing

En el año 2013 se fusionan Manthey-Racing y Raeder Motorsport, lo que deja a Porsche AG con una participación del 51% en el equipo creado por Olaf Manthey. Porsche se encarga entonces de competir con la recién fusionada escudería en la categoría GTE-Pro del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC). 

En la primera temporada, los dos 911 RSR de Manthey-Racing lograron un doblete en las 24 Horas de Le Mans y en 2018 el equipo repitió, consiguiendo además todos los títulos de la categoría GTE-Pro de la temporada.

El récord de Nürburgring

Lars Kern tiene el honor de ostentar un récord impresionante: completó una vuelta de 20,8 kilómetros a la sección Nordschleife en 6:40.3 minutos al volante del 911 GT2 RS MR. El 25 de octubre de 2018 el deportivo de 700 CV modificado por Manthey-Racing hacía arder el Infierno Verde y hasta hoy, sigue siendo el deportivo de carretera más rápido en Nürburgring.

Manthey-Racing ha conseguido 54 victorias absolutas en el campeonato NLS (antes llamado VLN) desde que se creó el equipo. 54 victorias en 25 años que son solo el principio de la historia de un equipo de automovilismo que fundó Olaf Manthey. Un equipo que podría haber sido solo eso pero que medio siglo más tarde sigue demostrando que es mucho más. 

Compartir