Menú

Cuando un Porsche 911 se convierte en lo mejor del aniversario

El Salón del Automóvil de Frankfurt del año 1963 fue el escenario elegido donde se presentó el primer Porsche 911, el automóvil diseñado como el heredero del Porsche 356. Desde entonces, el ADN del Porsche 911 se ha mantenido durante más de 57 años, dándole a este deportivo la posibilidad y la responsabilidad de convertirse en el mayor icono de Porsche.

Ese primer 911, elegante y de líneas redondeadas que en un primer momento se llamó 901, comenzó a comercializarse en 1964. el primero de muchos escondía un motor trasero bóxer, refrigerado por aire. El alma de este impresionante deportivo rugía como una fiera. 130 CV de potencia con la que alcanzaba los 210 km/h. 

El 911 tuvo un éxito más allá de lo esperado. Encandiló a los amantes de la velocidad por su ligereza y a los conductores más exigentes por su increíble manejo. Desde esta primera propuesta se desarrollaron otras como el 911 S de 160 CV, o el 911 Targa que se presentó en septiembre de 1965 como un vehículo a caballo entre el cabriolet y el coupé pero mucho más seguro que el primero, gracias a la barra antivuelco. El nombre fue fruto de los grandes éxitos en la Targa Florio, la carrera siciliana en la que Porsche triunfó desde mediados de los cincuenta. 

El 911 Carrera RS 2.7 llamado también "cola de pato" con un motor de 210 CV fue otro de los modelos de esa primera generación del Porsche 911 de la que se fabricaron 81.100 unidades. Este modelo, posiblemente uno de los más reconocibles y cotizados de Porsche, sigue siendo uno de los favoritos de su historia.

Al Porsche 911 original le siguieron varias series pero no fue hasta 1973 cuando se produjo el primer gran cambio de diseño con la Serie G, la segunda generación del 911. Producida desde 1973 hasta 1989, la más longeva de las generaciones del 911, cambió el diseño de sus antepasados por uno que se adaptaba a los últimos estándares de crash test de Estados Unidos y que destacaba por unos prominentes paragolpes con fuelles en forma de acordeón. 

Esta segunda generación fue la familia dónde nacería el primer Porsche 911 Turbo en el año 1974, uno de los más reconocibles por su enorme spoiler trasero y su motor de 3 litros y 260 CV que hacían de él un vehículo salvaje.

La cilindrada llegó a aumentar hasta los 3.3 litros y 300 caballos de potencia unos años más tarde, y tras ese primer Porsche 911 Turbo  llegó el 911 SC y el mítico 911 Carrera Speedster con el que se cerró la segunda generación del 911 tras haber fabricado más de 198.000 unidades.

En el año 1974, al tiempo que apenas había comenzado su rodaje esta segunda generación, Porsche presentó la que se convirtió en su primera serie especial del 911. Una edición limitada con muy pocos coches fabricados que buscaba hacer aún más única la experiencia de tener un 911. Su modelo “25 años Porsche'' (en alemán “25 Jahre Porsche”) celebraba el aniversario de la producción en Stuttgart y se fabricó en las variantes 911, 911 S y 911 Carrera. De los 400 vehículos fabricados en esta serie, 16 de ellos fueron Carrera Targa.

Todos contaban con asientos y revestimientos de piel artificial de color negro y azul, y estaban equipados con una placa en la guantera con el lema “25 Jahre Fahren in seiner schönsten Form”, en castellano “25 años de conducción en su forma más hermosa”. La placa, completamente personalizada con el nombre del cliente y con el número de serie de esta edición exclusiva, contaba además con la firma de Ferry Porsche.

Esta serie especial Porsche 911 “25 Jahre Porsche” solo fue la primera de las que Porsche ha ido fabricando para deleite de los porschistas, como la edición que celebraba los 50 años de Porsche o el modelo especial de 1987 que celebraba que se habían fabricado ya 250.000 unidades del Porsche 911.

El símbolo indiscutible de Porsche, que ya alcanza su octava generación y cuenta con un recorrido de más de medio siglo, encontró en la serie del 911 “25 Jahre Porsche” una muestra de su exclusividad. Un modelo único dentro de la historia de un deportivo mítico.

Compartir