Menú
El Centro de Desarrollo de Weissach es el cerebro de Porsche

El Centro de Desarrollo de Weissach es el cerebro de Porsche

Si la compañía Porsche fuera un cuerpo humano, Weissach es el lugar en el que se encontraría el cerebro. Desde el primer boceto hasta llegar al prototipo terminado, los vehículos se desarrollan, prueban y preparan para la producción en serie aquí con canales directos entre los departamentos especializados individuales.

En un paisaje natural destacado de Alemania encontramos esta población de en torno a 7.500 habitantes y uno de los centros de desarrollo más modernos del mundo.  La cuna de todos los modelos de Porsche.

El legado de Ferdinand Porsche y la pequeña oficina de ingeniería abierta en 1931 lo hereda ahora el Centro de Desarrollo de Weissach, que se separó de Zuffenhausen en 1971 debido a los avances tecnológicos y el requerimiento de un amplio espacio específico para realizar pruebas y tests. En este lugar se comprueba el correcto funcionamiento de todos los productos desarrollados por Porsche, tanto los propios como los destinados a clientes externos.

Situado a 25 kilómetros de la fábrica de Stuttgart-Zuffenhausen, el Centro de Desarrollo de Weissach cubre todos los aspectos desde el diseño y desarrollo de conceptos, creación de modelos y prototipos iniciales, pruebas de aerodinámica, acústica y electrónica, desarrollo de sistemas de transmisión, sistemas de dirección y chasis, así como análisis y pruebas de seguridad.

En 1973 con el 928, Porsche hizo historia en el ámbito técnico, sobre todo en cuanto a chasis. El principio básico del que pasó a llamarse «eje Weissach» se utiliza hoy prácticamente en todos los deportivos modernos de Porsche. Es el primer desarrollo importante que se realizó en Weissach, y por ello toma ese nombre. El eje del mejor.

Desde un primer momento el sitio se diseñó siguiendo un estilo arquitectónico que facilita un nivel máximo de transparencia y comunicación y fortalece la interacción entre los diseñadores y los equipos de ingeniería.

El centro cuenta con su propia pista de pruebas y es el hogar del departamento de Porsche Motorsports. Aquí Porsche combina la artesanía tradicional con las últimas tecnologías de vanguardia. Actualmente, 6.500 empleados trabajan en Weissach, con el 80 por ciento de ellos involucrados en tareas de investigación y desarrollo.

Weissach es el espacio en el que se juntan el concepto de ingeniería y la pasión de manera  inseparables. Es el lugar donde nacen las visiones y cada vehículo se diseña partiendo de cero. Desde la primera idea hasta el proyecto final. Desde el primer contacto hasta el último recorrido de prueba. Desde el deportivo apto para las carreras, hasta el vehículo de competición de pura raza.

El centro de desarrollo de Weissach reúne todos los requisitos para las primeras fases del proyecto: estudio de diseño, construcción del prototipo, túnel de viento y bancos de pruebas.

Las instalaciones están estrechamente vinculadas al circuito de pruebas propio. Aquí se ponen a prueba todos los Porsche, ya sean deportivos o vehículos de carreras. El desarrollo de estos últimos continúa después a solo unos cientos de metros, en el otro extremo del circuito de pruebas: en el centro de motorsports de Porsche en Flacht.

Sería difícil encontrar una relación más estrecha entre la producción en serie y los motorsports. De esta manera, todos los Porsche se desarrollan con la experiencia y eficiencia que aportan los más de 60 años en la competición automovilística y las más de 30.000 victorias, independientemente del circuito de pruebas en el que se desarrollen.

En 2001 para diferenciar las líneas de producción, desde Porsche se decide crear una empresa filial, Porsche Engineering Group, con sede también en Weissach que se encarga a partir de entonces de gestionar todos los encargos externos. Este área de desarrollo mantiene el espíritu del primitivo taller de ingeniería del Dr Ig Ferdinand Porsche. Ofrece servicios de diseño, desarrollo y consultoría principalmente para la industria automotriz.

En 2014 se finalizó la última obra en el centro, tras una inversión de más de 150 millones de euros. Se trata del mayor proyecto de inversión en la historia del centro, que cuenta así con un nuevo estudio de diseño con capacidad para la construcción de prototipos, un túnel de viento aero-acústico y un centro de integración electrónica, que ha establecido nuevos estándares en el desarrollo de los nuevos modelos de Porsche.

Compartir 
Etiquetas 

Otros artículos que te interesarán

29/11/2017