Menú

El primer todoterreno de Porsche que caminó sobre las aguas

Es un error pensar que Porsche solo es una marca que fabrica coches deportivos. Durante más de 70 años de historia, ha habido tiempo para todo tipo de vehículos, incluido un todoterreno muy especial, el Porsche 597 Jagdwagen.

Con 870 kilos de peso y un sistema de tracción a las cuatro ruedas desconectable, este coche fabricado por Porsche comenzó como parte de un proyecto del ejército alemán. Pidieron un vehículo que pesara menos de una tonelada y fuera capaz de de aunar versatilidad y capacidades off-road. Un todoterreno ligero pero potente.

Tres marcas presentaron sus propuestas en 1955 en Bonn (Alemania), Auto Union (DKW), Borgward Goliath y Porsche, y aunque fue la primera quien se hizo con el contrato, el primer todoterreno de Porsche nació ese año con el nombre de "Jagdwagen".

El Porsche 597 Jagdwagen era un potente vehículo tan versátil como ligero. El motor trasero de cuatro cilindros bóxer, heredado del Porsche 356 y ligeramente modificado, alcanzaba los 100 km/h sin dificultad. Refrigerado por aire y situado en su parte trasera se usó una versión de 1.6 litros y una potencia de alrededor de 37 kW que le proporcionaba 50 CV de potencia. Contaba con una caja de cambios de cuatro marchas con una adicional para uso todoterreno, y con sus apenas 870 kilos de peso y sus 3,6 metros de longitud, era capaz de conquistar cualquier superficie y manejar pendientes de hasta el 65%.

Tenía una capacidad de carga increíble sin perder cualidades, y era ágil, fiable y eficaz. Y como si de una profecía bíblica se tratase, era el vehículo que conseguía caminar sobre las aguas. Con su cuerpo en forma de bañera y sin puertas, para ayudar a aligerar la carga, era capaz de vadear ríos con facilidad, demostrando su destreza en cualquier terreno de una manera impresionante.

Porsche fabricó un total de 71 unidades del Porsche 597 Jagdwagen, de las cuales 49 fueron destinadas a civiles y no a uso militar como se pensó en un primer momento. Se conservan unos cincuenta en perfecto estado de los fabricados entre el año 1955 y el 1958. 

La producción del Porsche 597 Jagdwagen, que se llevó a cabo en Stuttgart, tuvo lugar junto a los deportivos de carreras que Porsche fabricó en los años cincuenta. El coche de los cazadores, traducción de su nombre en alemán, tuve una corta vida pero sin duda fue la semilla que hizo crecer el Porsche Cayenne y el Porsche Macan.

El primer Porsche que caminó sobre las aguas es ahora una pieza única que forma parte de la historia del motor, y una rareza digna de los mejores coleccionistas. 

Compartir