Menú

Jan Koum y su 911 GT2, un sueño hecho realidad

En el año 1995 Porsche lanzaba su primer 911 GT2, un deportivo absolutamente salvaje solo apto para valientes. Se diseñaba bajo la premisa de que pudiera competir en GT2, para lo que era necesario que también pudiera circular por carretera. Un deportivo de una pureza extrema que en manos hábiles era un auténtico ganador. Nacía en los noventa, pero el más extremo de los deportivos llegaba para quedarse.

Cualquiera que lo hubiera visto en ese momento se habría quedado irremediablemente prendado de él. Se convirtió en un amante de los puristas, en uno de los coches más aspiracionales de Porsche. Un sueño que cualquiera querría hacer realidad y Jan Koum ha tenido la fortuna de cumplirlo.

Nacido en Kiev el 24 de febrero de 1976, se mudó con su madre y su abuela a Mountain View en California en 1992. Tenía dieciséis años y no sabía inglés. Empezaba de cero en un país extraño y no tuvo una adolescencia fácil. Pero dicen que las mejores ideas surgen de tiempos difíciles y junto con su compañero Brian Acton tuvo una que cambiaría la vida de millones de personas, incluidas las suyas. 

Cuando se presentó en 2009, lo hacía como una aplicación para mandar notificaciones a los contactos, una especie de agenda inteligente en la que podías ver si alguien estaba disponible para hablar o no. Más tarde se transformó hasta convertirse en el servicio de mensajería instantánea más usado del mundo: WhatsApp. 

El primer coche de Koum fue un destartalado 924 de segunda mano que le hizo enamorarse perdidamente de Porsche. Tan importante se convirtió en su vida que en 2014 cuando vendió Whatsapp a Facebook, conducía un Porsche a la reunión. A día de hoy tiene una colección de más de 100 coches, sobre todo deportivos y GT, en perfecto estado de revista.

Los coches se han convertido en su gran pasión y uno de los más especiales de su colección es un Porsche 993 GT2. Concretamente uno que se vendió por primera vez en Niza y que parece recién salido de fábrica a pesar de que tiene 25.000 kilómetros. 

Jan Koum tiene en su poder el único 993 GT2 que se fabricó en color Arena Red Metallic y es además uno de los primeros vehículos GT2 de producción en serie de 1996 que llevaban puertas de aluminio. Un exclusivo modelo que se ha convertido por méritos propios en uno de los mejores de su extensa colección.

El impecable rojo metalizado es tan embriagador como una copa de buen vino, pero la magia de este coche está sin duda dentro, en su potente motor. Cuando se creó el GT2 en 1995 se partía de un Porsche 993 Turbo en el que se cambió la tracción integral por un turbo de propulsión para seguir la normativa de FIA. Se diseñó para competir, pero tenía que poder producirse en serie y circular por carretera. Con un motor bóxer de seis cilindros sobrealimentado con dos turbocompresores, el deportivo entrega una potencia de más de 430 CV.

Se consiguió reducir el peso del 911 Turbo del que partía en más de 200 kilos, utilizando materiales más ligeros como la fibra de vidrio en los pasos de rueda o reduciendo el grosor de los cristales. El 993 GT2 de Koum apenas tiene un peso de 1.290 kilogramos, lo que hace que alcance una velocidad máxima de 295 km/h y que pase de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. Absolutamente impresionante.

En el interior del vehículo todo está impecable, manteniendo los detalles en cuero y los asientos originales, y en cuanto a su diseño exterior, el spoiler trasero llama la atención y consigue mejorar aún más la aerodinámica. Las líneas de su carrocería son elegantes y delicadas, pero no olvidemos que es un animal salvaje y único. Una pieza cuidada que se ha convertido en un sueño hecho realidad para Jan Koum.

Compartir 

Otros artículos que te interesarán