Menú

Más potente. Más veloz. Más preciso

¿Cuáles son las características especiales del nuevo 911? Los diseñadores de Porsche Peter Varga (exterior) e Ivo van Hulten (interior) explican.

Durante décadas, el diseño del 911 ha gozado de un estatus icónico en todo el mundo. ¿Cómo se ha desarrollado lo que ahora es la octava generación?

Peter Varga: El 911 encarna un lenguaje de formas único. La silueta habla por sí sola: todo el mundo reconoce inmediatamente sus contornos claramente dibujados. Así que nuestra primera tarea fue identificar aquellas propiedades que queríamos cambiar o acentuar aún más. En mi opinión, el 911 ha adquirido proporciones cada vez mejores a lo largo de los años. Hemos continuado este desarrollo ampliando  tanto en la parte delantera como en la trasera de la nueva generación. En el proceso, nuestro objetivo es hacer que el 911 sea aún más potente, más veloz y más preciso. La parte delantera más ancha mejora el aspecto general del coche. En el habitáculo principal de los pasajeros se han mantenido las dimensiones. Los detalles de las puertas resaltan el conjunto de guardabarros y lo hacen parecer más potente. Al mismo tiempo, las ruedas traseras son más grandes, lo que significa que el coche se mantiene mucho mejor en la carretera. Esto también acentúa la ubicación del sistema de accionamiento y, por lo tanto, la procedencia de toda la potencia. Debido a la aerodinámica, la parte trasera es, por supuesto, la parte más fascinante para nosotros los diseñadores. El 911 necesitaba mucha fuerza en el eje trasero, y también queríamos mejorar aún más el coeficiente de resistencia. Estos requisitos -combinados con la inclinación de la línea del techo- eran un reto importante que requería una atención intensiva.

Ivo van Hulten: En el diseño del nuevo 911 también fue muy importante para nosotros tener en cuenta los cambios evolutivos a lo largo de todas las generaciones anteriores. En el 911 original, por ejemplo, el interior tenía un marcado carácter horizontal. A partir de finales de la década de 1980, se hizo mayor hincapié en la tecnología. Con el nuevo 911, estamos enfatizando los nuevos materiales y el regreso a un diseño horizontal. Una experiencia emocional y táctil fue fundamental para el diseño de los elementos de la consola central. También queríamos que el control fuera lo más sencillo y claro posible. Una nueva generación de volantes se corresponde directamente con el cuadro central, por lo que los controles son ahora mucho más ágiles y rápidos. Hemos integrado una pantalla táctil más grande de 10,9 pulgadas en la pantalla central. Sus funciones están dispuestas de forma más sencilla que en el modelo anterior, lo que significa que se puede utilizar más rápido y con menos posibilidades de distracción.

¿Es difícil reinterpretar un coche icónico como el 911?

Varga: Hay que tener respeto por el icono, pero el miedo tendría un efecto inhibidor en nuestro trabajo. Después de todo, nuestro trabajo como diseñadores es ser creativos y pensar en líneas innovadoras. Pero obviamente, no debemos descuidar la historia del auto. Es precisamente esta combinación la que hace que la marca Porsche y el 911 en particular sean tan especiales; un ejemplo de ello es la forma básica, más bien clásica y cohesiva, del coche junto con la aerodinámica adaptativa.

Van Hulten: En el diseño del nuevo 911 nos centramos en la naturaleza del coche y en lo que constituye su esencia. Básicamente, lo que nos preguntábamos es cómo podríamos sacar a relucir las cualidades icónicas del coche con más fuerza en esta última generación.

¿Cuánto tiempo se tarda en desarrollar un Porsche desde la idea inicial hasta la fase de prototipo?

Van Hulten: Por lo general, suponemos un período de unos cuatro años desde la idea inicial hasta el inicio de la producción. Nosotros, los diseñadores, participamos en el proceso general de desarrollo desde muy temprano. Una parte clave de nuestro trabajo tiene que ver con los hápticos. Tenemos que ser capaces de ver y tocar nuevos materiales para hacer los ajustes finales al diseño. Pero también utilizamos herramientas digitales que hacen nuestro trabajo mucho más rápido y eficiente que antes. Por ejemplo, utilizamos realidad virtual para examinar datos importantes en una fase muy temprana en un formato virtual tridimensional. Estos datos tridimensionales, que se perfeccionan continuamente, constituyen la base de las herramientas que más tarde se utilizarán para fabricar el coche en Zuffenhausen.

¿El creciente nivel de digitalización ha afectado en el proceso de diseño?

Varga: Las herramientas digitales ayudan a acelerar todos los pasos del proceso de diseño y los hacen más flexibles. Nos permiten poner en práctica superficies específicas en el coche, tal y como fueron planeadas digitalmente. Dicho esto, el 911 tiene un lenguaje de diseño tan especial que los vehículos han sido tratados uno a uno.

¿Hay algún detalle del nuevo 911 del que esté especialmente orgulloso?

Van Hulten: Para mí, una característica especial del nuevo 911 es el panel de instrumentos. Muestra un buen equilibrio entre lo analógico y lo digital. El cuentarrevoluciones analógico en el centro complementa la unidad digital con sus cinco indicadores circulares que ya no se superponen.

 

Compartir 

Otros artículos que te interesarán