Compartir 
Porsche 356
Porsche Classic
Porsche

Porsche 356: un sueño que nació fuera de casa

En el año 1931 nació Porsche AG de la mano de Ferdinand Porsche. Lo hizo en Stuttgart, Alemania, un 23 de abril y con el nombre de Dr. Ing. h.c. F. Porsche GmbH, Konstruktionen und Beratungen für Motoren und Fahrzeugbau.

Durante doce años la producción de coches se realizó allí, hasta que la Segunda Guerra Mundial amenazó la integridad de la fábrica. En el año 1944 Ferdinand Porsche decidió trasladar todas las instalaciones para evitar que los bombardeos acabaran con ella, y terminó en Gmünd, en Carintia, una pequeña localidad del sur de Austria.

Más protegida y ubicada en un entorno rural, la zona ofrecía cobijo a una guerra que estaba devastando a Europa. Se hicieron con las instalaciones de un antiguo aserradero en un valle, más allá de la montaña de Großglockner. Había comida suficiente para todos y la guerra apenas amenazaba la zona, pero los trescientos empleados de Porsche no lo tenían nada fácil.

La Segunda Guerra Mundial les privó de máquinas suficientes y de materiales, y el espacio era reducido. No tenían las comodidades de la fábrica de Zuffenhausen, en Stuttgart, lo que no impidió que siguieran fabricando a mano cada uno de los coches. 

Cuando en diciembre de 1945 Ferdinand Porsche, su hijo Ferry Porsche y su yerno Anton Piëch fueron arrestados y llevados a Dijon, en Francia, todo parecía perdido. Ferry fue exonerado de su pena meses después y trató de recuperar a cualquier precio la fábrica de Porsche AG que fundó su padre.

La empresa debía continuar aún sin su padre, así que Ferry no dudo en aceptar trabajos de diseño de maquinaria agrícola para lograrlo. Cuando diseñó el GP Cisitalia para un fabricante de coches de competición italiano, consiguió dinero suficiente para comenzar con el diseño que cambió Porsche para siempre, el del Porsche 356.

El primer modelo del Porsche 356 fue creado usando como base el Volkswagen que diseñó Ferdinand Porsche. Una semilla que encendió la creatividad de su hijo que, en el año 1947 y junto a Karl Rabe y Erwin Komenda, comenzó a trabajar en un deportivo biplaza que marcaría por completo la historia del motor. Ese mismo año, Ferdinand Porsche fue puesto en libertad.

El coche nació en Gmünd bajo otro nombre, el VW Sport. Con el motor, la caja de cambios y el eje delantero de uno de los Volkswagen Escarabajo de su padre, Ferry creó un coche con carrocería de aluminio sobre un bastidor tubular de acero, similar a los coches de competición de la época. Ligero -apenas 585 kilogramos- y con un diseño novedoso y muy atractivo, sorprendía por sus increíbles capacidades.

Con una cilindrada de 1.131 centímetros cúbicos, se aumentó la potencia inicial de ese motor trasero a 35 CV, que le permitían alcanzar hasta los 135 km/h gracias a su ligero peso. 

El diseño de ese 356 era completamente nuevo y su prototipo, descapotable. El 8 de junio de 1948, el mito creado de una forma completamente artesanal y con el número de chasis 356.001, recibía su permiso de circulación. El 356 "Nº 1" Roadster ya podía convertirse en el rey de la carretera.

Junto a este modelo único, comenzaron los prototipos de un Porsche 356 Coupé que buscaba una mayor potencia del motor y un peso mucho menor que el de los modelos de la época. En agosto de 1948 concluyó la fabricación del primer Porsche 356/2 con un bastidor de acero tipo caja como base y un motor bóxer de cuatro cilindros que aumentó su potencia hasta los 40 CV. 

Austria formó parte de la historia de Porsche hasta el año 1950, cuando volvieron a sus orígenes en Stuttgart, donde Porsche se ha mantenido desde entonces. En total se construyeron en Gmünd 44 Coupé y 8 Cabriolet del 356/2, además del Porsche 356 "Nº 1" Roadster. Fue en el año 1949 cuando Porsche presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra este nuevo modelo destinado a impactar.

Cuando Ferry Porsche tomó la decisión de construir el Porsche 356 al que hace alusión su conocida frase “no encontré el coche con el que soñaba, así que decidí construirlo yo mismo", no imaginaba que ese primer capítulo de su historia sería tan decisivo para Porsche: se vendieron 78.000 unidades de ese primer Porsche. 

El primero fabricado en serie y el que sentó las bases de los modelos que conocemos hoy en día. El coche que hizo nacer a Porsche como referente de deportividad, precisión y diseño. Un sueño que nació fuera de casa. 

 

Otros artículos que te interesarán

El Porsche 356 SL en 1951. Primer triunfo en Le Mans.
356 SL / Porsche 356 / Le Mans

Es bien sabido por los porschistas que en el año 1948 se desarrolla y fabrica el...

26/06/2019
Jarama Classic / Porsche Classic / Porsche 917

Lo esperábamos, sabíamos que sería uno de esos momentos mágicos. No hay nada como...

11/04/2017