Menú
Porsche Taycan: el primer resultado de la Mission E

Porsche Taycan: el primer resultado de la Mission E

Porsche es el dueño y señor indiscutible de la pista. Para llegar al podio, es necesario una continua inversión en investigación y desarrollo que permita a los vehículos ser lo más eficientes y veloces posibles, siempre con el objetivo final de conseguir los excelentes resultados que se están cosechando. Esta mentalidad ganadora de competición, se adapta igualmente por Porsche para la fabricación en serie, buscando siempre la excelencia, la máxima deportividad y eficiencia en los vehículos.

La innovación es otro de los pilares que definen a Porsche. Tanto es así que ya en el año 1900, Ferdinand Porsche diseñó y fabricó el primer vehículo de producción híbrido de la historia, el Lohner-Porsche Elektromobil. Como resultado de continuar con la historia de éxito e innovación en materia eléctrica, surge la Mission-E de Porsche, un nuevo concepto de movilidad basado en la necesidad actual de fabricación de vehículos deportivos eficientes.

Gracias a ello la inversión en electrificación e hibridación se ha aumentado, duplicando lo que se preveía invertir en un comienzo, aproximadamente seis mil millones de euros para el año 2022. Con ello Porsche se acerca al futuro de la movilidad eléctrica, tanto en los vehículos en sí, como en las infraestructuras de carga del coche y la modernización de los procesos de fabricación.

La Mission-E de Porsche busca fabricar vehículos deportivos con motores eléctricos compactos, sin escape contaminante. Son muchas las oportunidades que surgen para cuestionar y repensar las formas anteriores.

En 2019 va a dar comienzo la fabricación en serie del primer vehículo resultado de la Mission E, el Porsche Taycan. Esta berlina se trata del único vehículo eléctrico con espíritu Porsche hasta el momento, cuya denominación se anunció como parte del 70 aniversario de la compañía. Al igual que el modelo Macan, el nombre de Taycan tiene raíces asiáticas, denominando al vehículo como “jóven caballo enérgico” en relación al equino que siempre está presente en el escudo de Porsche desde el año 1952.

Este nuevo vehículo totalmente eléctrico será capaz de desarrollar 608 CV de potencia, necesitando tan sólo 3,5 segundos para alcanzar los 100 km/h. Nada desdeñable. Respecto a sus formas se podrían definir como la combinación de la armonía de Porsche con la aerodinámica inspirada en los deportes de motor. El resultado es un cuerpo totalmente orientado hacia el rendimiento.

Como ya comentábamos, la competición ha servido a Porsche como espacio de pruebas para futuras aplicaciones en sus vehículos de “calle”. Esto es verdaderamente importante puesto que en el caso del Taycan, incorpora los dos motores eléctricos que incluía el 919 Hybrid que triunfó en las 24 Horas de Le Mans. Estos motores de movimiento contínuo PSM (permanently excited synchronous machine) asociados al eje delantero y trasero, proporcionan 800 voltios mediante sus baterías de litio, que serán capaces de recargar en 4 minutos el equivalente a 100 kilómetros de distancia. Esto supone la mayor densidad de potencia eléctrica jamás conseguida anteriormente y poder recorrer 400 km con tan sólo 15 minutos de carga.

Un rendimiento óptimo de un vehículo deportivo, requiere mucho más que solo potencia. En el caso del Taycan, nos encontramos ante un concepto liviano que llevará el peso de la batería distribuido de manera óptima a lo largo de la distancia entre los ejes del vehículo. Ello, junto al bajo centro de gravedad aumenta considerablemente el rendimiento y por lo tanto la sensación de conducir un verdadero vehículo deportivo.

Es importante destacar que para la fabricación de este vehículo, son necesarias una serie de nuevas instalaciones tecnológicas que se están ampliando en la planta principal de fabricación de Zuffenhausen. Está fábrica funciona como una muñeca matrioska, actuando como una instalación dentro de otra. A esta nueva planta, se la denomina Porsche 4.0, ya que incluye procesos y uso de datos de inteligencia artificial gracias a los que las carrocerías y elementos son montadas de manera robótica, a lo largo de 10 estaciones de producción gracias a la ayuda de los ingenieros.

De manera que gracias al Taycan, el futuro del automóvil deportivo es realmente prometedor y electrizante. 

 

Compartir 

Otros artículos que te interesarán