Menú

Tractor Porsche: Sueños que siguen con vida

Cuando oímos Porsche pensamos en deportivos de lujo y en coches de carreras. O en excelente tecnología y épicas competiciones. Y es así porque la marca alemana suma más de 24.000 carreras ganadas a lo largo de sus más de 80 años de historia. Y porque conducir un Porsche es una imagen de éxito.

Sin embargo, la automovilística de  Stuttgart también ha navegado en mares muy alejados de los elegantes deportivos de competición. Ya comentábamos en un artículo anterior la colaboración entre Porsche y la mítica Harley Davidson (Ver 'Cuando Porsche y Harley Davidson soñaron juntos'). Y hablaremos más adelante de otras colaboraciones muy alejadas de las carreteras. Aquí y ahora vamos a ilustrar una de sus más pintorescas creaciones: el tractor Porsche-Diesel.

Tractores Porsche-Diesel
 


A principios de los años 30, Ferdinand Porsche, el inquieto e innovador fundador de la marca, planeaba adentrarse en el mundillo agrícola y llegó a desarrollar algunos prototipos, los Volksschleppers, en su fábrica de Stuttgart.

Ya en 1934, diseñó 3 prototipos de gasolina que hacia 1938 dieron lugar a un motor diésel completamente refrigerado por aire. Se trataba de un pequeño, pero robusto, tractor agrícola de bajo costo, mínimo  mantenimiento y fácil de manejar. Además no tenían marchas y Porsche diseñó un acoplamiento hidráulico entre el motor y la transmisión para sustituir al embrague. Una innovación técnica muy avanzada para la época.

Destinados a la agricultura de pequeña y mediana escala, los Volksschleppers empezarían a producirse en masa en una nueva planta de tractores en Waldbröl, Renania del Norte-Westfalia. Sin embargo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial dejo estancado un proyecto que hubiera motorizado la agricultura alemana.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial las nuevas normas legislativas decretaron que sólo las empresas que hubieran producido material para uso agrícola antes y durante la contienda podrían seguir fabricándolo tras ella.

Así, Porsche tuvo que vender sus prototipos a otros fabricantes como la austriaca Hofherr Schrantz o la alemana Uhinger Allgaier Werke GmbH.  Estas 2 compañías llamaron a sus tractores Hofherr Schrantz - System Porsche y Allgaier - System Porsche respectivamente.

Sin embargo, en 1954, la gran corporación Mannesmann AG de Düsseldorf decidió embarcarse en el negocio de los tractores. Así que compró parte de los derechos del tractor Allgaier - System Porsche y las patentes de los motores Porsche. Y con ellos fundo la compañía Porsche-Diesel Motorenbau GmbH.

2 años después comenzaron a montarse los primeros tractores Porsche-Diesel en una antigua fábrica de zepelines e hidroaviones aledaña al lago Constanza en el distrito de Manzell de Friedrichshafen.

Se fabricaron tractores Porsche-Diesel con 4 motores diferentes que dieron nombre a los 4 modelos básicos lanzados al mercado:

  • Junior de 14 CV,
  • Standard de 25 CV,
  • Super de 38 CV y
  • Master de 50 CV.

Y desde 1956 hasta 1963 se produjeron más de 125.000 tractores en las naves de la renovada y moderna fábrica de Friedrichshafen-Manzell. Solo en 1958, con los 4 modelos ya en producción, se vendieron más de 20.000 unidades, 6.000 de ellas para la exportación.

Y aún queda alguno rindiendo sus tareas en granjas y explotaciones agrícolas de todo el mundo.

Tractor Porsche-Diesel Junior
 


El Porsche-Diesel Junior de 1956 fue el primer primer vehículo diésel de Porsche. Así como el primero de la marca diseñado para circular fuera de las carreteras. Y casi 50 años antes del lanzamiento del Porsche Cayenne en 2002.

El modelo 108 era de un colorido rojo llamativo, cerca de 970 kilos de peso,  motor diesel mono-cilíndrico de 822 cc y 14 CV a 2.250 rpm. Y un consumo de combustible muy bajo. El modelo 109 tenía 15 CV.

Tractor Porsche-Diesel Standard
 

El Porsche-Diesel Standar 208 comenzó a fabricarse en 1957. Tenía un peso de 1.625 kg, motor de 4 tiempos y 2 cilindros, 1.644 cc, 25 CV y cárter de aluminio. Alcanzaba una velocidad máxima de 25 km/h.

Tenía una variación el modelo T 217 con solo 20 CV. Y la tercera generación del Standar fue el modelo 218 que se fabricó en 4 tipos diferentes:

  • H 218, modelo base, con caja de cambios de 6 velocidades, embrague hidráulico de aceite y guarnición de cromo.
  • V 218, modelo simplificado. Con caja de cambios de 5 velocidades, sin embrague hidráulico y sin guarnición.
  • S 218, modelo de calibre estrecho. Igual que el H 218, pero con una pista de 840/1.240 mm y una distancia entre ejes de 1.620 mm.
  • U 218, modelo de cambio de eje.  Con extras como un eje de engranaje conmutable, un eje de toma de fuerza conmutable. Además podía comprarse con cabina y guardabarros en la rueda delantera.

De 1957 a 1963, la planta de Porsche-Diesel Motorenbau GmbH en Manzell fabricó más de 12.000 tractores Standar 218.

Además se fabricaron dos modelos más del tractor Porsche-Diesel Standar:

  • Star 219 de 30 CV y
  • Star 238 de 26 CV.

Tractor Porsche-Diesel Super
 


El tercer modelo de los tractores Porsche-Diesel comenzó a producirse en 1959, con un motor de 2.466 centímetros cúbicos de 4 tiempos, 3 cilindros, refrigeración por aire, 34 CV y cambio de marchas con 5 velocidades. Y por supuesto, era de un rojo intenso, como todos los modelos. Alcanzaba una velocidad máxima de 30 km/h.

En octubre de 2016 se subastó en Silverstone Auctions un tractor Porsche-Diesel 308 Super por más de 15.500 libras, unos 17.500 euros. Había retozado durante años en una granja irlandesa y en 2014 fue restaurado de forma cuidadosa y metódica por John Carroll, uno de los especialistas en tractores 'vintage' más importantes del mundo y autor de media docena de libros sobre el tema.

Tractor Porsche-Diesel Master
 


El poderoso tractor Porsche-Diesel Master de 4 cilindros comenzó a fabricarse en 1958 y hasta 1963 se fabricó en 6 modalidades diferentes, aunque todas ellas con una potencia de 50 CV:

408, 409, 418, 419, 428 y 429.

Aunque la producción cesó en 1963, las últimas unidades se ensamblaron al aire libre, ya en 1964. La fábrica de  Friedrichshafen-Manzell se había reconvertido de nuevo a finales de 1963 para fabricar carros de combate con motor diésel para la OTAN.

Compartir