Compartir 
Porsche
Porsche Cayenne
Cayenne 20 Aniversario

Una jornada llena de adrenalina en la celebración del 20 aniversario del Porsche Cayenne

Recordar los orígenes es una preciosa forma de comenzar un homenaje a toda una vida, y es justo lo que el pasado sábado 22 de octubre se hizo en Lleida. Porsche Ibérica decidió homenajear al Cayenne en su 20 aniversario en el lugar donde, antes de presentar al mundo al primer SUV deportivo de Porsche, se pusieron a prueba todas sus habilidades: el circuito Bassella. 

El primer todoterreno de Porsche nunca ha sido solo un SUV. Cualquiera de sus modelos es tan deportivo como cualquier otro vehículo, pero con la capacidad de adaptarse a terrenos imposibles. Es justo eso lo que se trabajó con el prototipo del Cayenne antes de su lanzamiento al mercado en el circuito de Basella, un terreno en el que se probó con creces que el SUV de Porsche estaba preparado para todo. 20 años después y para celebrar ese momento histórico de la marca, todos los porschistas que acudieron al evento que organizó Porsche Ibérica lo vivieron en primera persona.

Las instalaciones off road donde comenzó la magia del Cayenne volvieron a llenarse, esta vez con más de 150 Porsche que no se perdieron la cita al evento. La fiesta de cumpleaños del Cayenne reunió a todas las generaciones para que grandes y pequeños disfrutaran de las habilidades del todoterreno en las condiciones más exigentes. 

Lo primero que esta particular celebración de cumpleaños en el circuito de Bassella ofrecía, era un selfie. Pero no uno cualquiera. El cumpleañero merecía desde el inicio una foto que inaugurara a lo grande lo que sería una jornada llena de adrenalina. Por eso el recibimiento para los Cayenne de toda España que acudieron, era un paso de habilidad en el que una rueda se quedaba suspendida en el aire. Gracias a un espejo cóncavo situado estratégicamente para captar esa posición casi imposible del coche, la fotografía que daba comienzo al día era espectacular.  

Con varias rutas planificadas para la ocasión, los asistentes disfrutaron de un circuito por carretera especialmente ideado para que los modelos Cayenne GTS y Turbo demostraran en asfalto sus capacidades deportivas. Pero el plato fuerte, y uno de los que más éxito tuvo, fue un completo circuito off road en el cual se conducía en todo momento por pista forestal. En ella los Cayenne más preparados para este tipo de terreno abrupto, con neumáticos especiales y marchas reductoras, vivieron intensos momentos entre rampas pronunciadas, arena y desniveles muy agresivos.

Junto con esas dos rutas se preparó una tercera, un circuito mixto, en el que se puso a prueba al Cayenne tanto en asfalto como en pista forestal, y en la que quedó patente que además de un todoterreno es un deportivo de lujo capaz de todo.

El Cayenne siempre ha destacado en las pistas más exigentes y en cualquier condición. Ya sea en nieve, arena o barro, el SUV sale ileso hasta de los Rallyes más duros, aunque sea manchado hasta los topes. Por eso el evento incluyó una actividad pensada para recordar esos rallyes y poner a los coches a prueba en medio de una pista de lodo. Curvas con agua y barro en las que el Cayenne disfrutó tanto como los conductores que lo probaron, que tuvieron la oportunidad de sentirse pilotos de rally por un día con su circuito de lodo.

Pero la potencia y la velocidad requieren control y la actividad para demostrar esa precisión al volante fue una pista de habilidades disponible para cualquier porschista que quisiera probarse. Ya fuera con sus propios Cayenne o con los que Porsche Ibérica preparó para la ocasión que hacían homenaje al primer campeón de Le Mans o al Porsche 911 RSR, cualquier conductor podía sentir cómo se comportaba el todoterreno cuando la exigencia era máxima. 

La exactitud de los movimientos era clave, por eso esta actividad contaba con instructores de Porsche Ibérica que aseguraban en todo momento que nada fallase. Un puente hecho con troncos, fosos, rampas y hasta una prueba para colocar el Cayenne en dos ruedas, hicieron de esta parte del evento una de las más aplaudidas. 

Los más pequeños que acudieron también pudieron disfrutar de actividades pensadas para ellos, como un castillo hinchable y un espectacular circuito de radiocontrol con diferentes modelos de Cayenne. No solo conduciendo los coches reales había que demostrar habilidad. El circuito de radiocontrol estaba repleto de curvas, pendientes, subidas, bajadas, puentes y obstáculos que sortear en una réplica tan lograda que en un primer plano era inevitable pensar que se trataba de coches reales y no de una simulación en miniatura.

Porsche nunca deja fuera la competición y en eventos de esta magnitud tampoco. Por ejemplo, los más rápidos en completar el circuito de radiocontrol fueron premiados, como aquellos que superaron la actividad “Made in Leipzig”. En ella se tenía que construir por equipos y con elementos de diferentes materiales ya preparados, un vehículo que luego demostraba su valía en una rampa en la que debía esquivar obstáculos de paja. 

Durante toda la jornada no faltaron las curiosidades sobre el Cayenne que un speaker iba retransmitiendo para que cualquiera pudiera sorprenderse, y por supuesto, una charla sobre los 20 años de historia del primer SUV de Porsche. Nacho Carrasco, Director de Marketing de Porsche Ibérica; y Enrique Monteverde, Marketing Manager, explicaban a los asistentes no solo lo que ha sido Cayenne en estos primeros veinte años de vida, sino lo que será. Junto a ellos, Pau Soler y su padre Estanis Soler narraban cómo fue esa toma de contacto del Porsche Cayenne con el circuito de Bassella antes de que el SUV saliera al mercado, que ambos vivieron en primera persona.

Música en directo con dos conciertos en los que se interpretaron clásicos del rock, una barbacoa para los asistentes y numerosos platos con opciones también para vegetarianos, acompañaron a los Porschistas en este evento tan especial que terminaba con la entrega de premios y que fue un auténtico éxito. 

El Cayenne Turbo GT no quiso perderse la fiesta y Porsche Ibérica lo expuso en una zona del evento para que todos vieran el último de los modelos de Cayenne en salir al mercado. 640 CV de potencia, un aspecto más que deportivo y una precisión de cirujano que le llevan a la vanguardia de los todoterrenos sin ningún tipo de duda. 

Dicen que los 20 son la mejor época, pero estamos deseando ver cómo le sientan al Cayenne los 30 porque en su futuro hay aún mucho por celebrar.

Otros artículos que te interesarán

Porsche / Porsche Panamera / Porsche Classic

El Porsche 928 no solo es el famoso doble de sonido del Delorean de “Regreso al futuro...

04-11-2021
Infografía: Porsche Connect, el nuevo servicio inteligente
Porsche / Car Connect / tecnología

En...

08-08-2017