Menú
El camino hacia el título: la historia de éxito en el WEC 2018/2019

El camino hacia el título: la historia de éxito en el WEC 2018/2019

Cuando el Porsche 911 RSR avanza por la parrilla de salida de Spa-Francorchamps (Bélgica) el 5 de mayo de 2018, se pone en marcha su segunda temporada en el Campeonato del Mundo de Resistencia FIA para Vehículos GT. Este modelo ya había ganado dos carreras en Norteamérica, así como la Copa Norteamericana de Resistencia (NAEC, por sus siglas en inglés), que incluye las prestigiosas pruebas de Daytona, Sebring, Watkins Glen y Road Atlanta. Sin embargo, todavía faltaba una cosa en el palmarés del 911 más sofisticado de todos los tiempos: un título de campeón del mundo. Exactamente un año después, en la penúltima carrera de la supertemporada 2018/2019, se ha conseguido este gran objetivo. 

Con el tercer y octavo puestos logrados en la prueba de seis horas de Spa-Francorchamps (Bélgica), Porsche se ha hecho de forma anticipada con el título en la categoría GTE-Pro del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC). Ahora, con 246 puntos, el fabricante de vehículos deportivos de Weissach llegará a la última cita de la supertemporada 2018/2019, que se celebrará en Le Mans, con el certamen de Constructores en el bolsillo.

Lo más destacado: la doble victoria en las 24 Horas de Le Mans

Con un doble triunfo en las 24 de Le Mans, en junio de 2018, Porsche dejaba claras sus aspiraciones al título. En la mítica prueba francesa, los dos Porsche 911 RSR de 510 caballos iban decorados con unos diseños legendarios, el de “Rothmans” (coche nº 91) y el del “Cerdo” (coche nº 92), lo que dejó entusiasmados a los aficionados, no solo desde un punto de vista deportivo sino también emocional. El danés Michael Christensen y sus compañeros del equipo oficial Kévin Estre (Francia) y Laurens Vanthoor (Bélgica) se alzaron con una brillante victoria en la competidísima categoría GTE-Pro, que reúne a muchos grandes equipos de fábrica. Los otros pilotos de Porsche, Gianmaria Bruni (Italia), Richard Lietz (Austria) y Frédéric Makowiecki (Francia), pusieron la guinda al pastel con la segunda plaza. El enorme potencial del Porsche 911 RSR quedó en evidencia, especialmente en calificación. Con una vuelta rápida de 3:47.504 minutos, Bruni estableció un nuevo récord entre los vehículos GTLM.

La clave: primeros de principio a fin, con un rendimiento muy sólido

En la prueba inaugural de 2018, disputada en Spa-Francorchamps, el equipo Porsche oficial Manthey Racing estableció las bases para hacerse con el título de campeones del mundo. Con Estre/Christensen en el segundo puesto y Bruni/Lietz en el cuarto, Porsche se situaba como líder del certamen. A la doble victoria en las 24 Horas de Le Mans, le siguió una buena actuación en Silverstone (Gran Bretaña). Mientras que Bruni/Lietz eran descalificados en la tercera prueba tras haber acabado segundos, el coche nº 92 sumaba importantes puntos para el campeonato con su tercera plaza. Después de esa tercera prueba, la ventaja en la clasificación general era de 36 puntos. El dúo Estre/Christensen continúa con otra victoria en Fuji (Japón) y ambos Porsche 911 RSR terminan en el podio en Shanghái (China). En la primera carrera del WEC en Sebring (EE. UU.) desde 2012, Bruni/Lietz celebran su primer triunfo juntos. La ventaja de los líderes respecto a sus perseguidores es ahora de 100 puntos. Como en otras muchas ocasiones, el Equipo Porsche GT gana fácilmente el punto de partido en Spa. 

El secreto del éxito: trabajo en equipo al más alto nivel

“Estoy tremendamente orgulloso de todo el equipo”, manifestaba Fritz Enzinger, Vicepresidente de Porsche Motorsport. “La escudería Manthey Racing es muy profesional, trabajan para conseguir el éxito y siempre sacan tiempo para divertirse, lo que tiene un efecto positivo en la estructura y rendimiento del equipo. Lograr tantos éxitos frente a una competencia tan dura entre equipos oficiales es el resultado de un trabajo duro y constante. Pascal Zurlinden y todos sus compañeros han encontrado la receta perfecta”. El equipo de fábrica está compuesto por unos 30 miembros altamente cualificados en competición. “Solo puedo reiterar los elogios de Fritz Enzinger”, declara Pascal Zurlinden, Director de Competición para los GT oficiales. “La moderna estructura del equipo está hecha a la medida para estas competidas carreras y los pilotos sacan el mejor partido de este potencial. Y la confianza aumenta con cada éxito. Este es siempre un factor decisivo en el deporte”.

El Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) para Vehículos GT

En el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) para Vehículos GT, que se puso en marcha en 2012, los sport prototipos y los GT compiten en cuatro categorías: LMP1, LMP2, GTE-Pro y GTE-Am. Todas ellas participan juntas en una misma carrera, pero se clasifican de forma separada. El Equipo Porsche GT participa en la categoría GTE-Pro, mientras que las escuderías cliente Dempsey Proton Racing, Project 1 y Gulf Racing luchan en la clase GTE-Am.

Durante estos seis años desde la fundación del WEC, se ha aplicado un calendario clásico, con el comienzo de la temporada en primavera y la prueba final a principios del invierno. Pero en 2018 hubo un cambio importante. Las 24 Horas de Le Mans, en junio, son ahora la última prueba del certamen. Para implementar esta transformación a un “calendario de invierno”, la FIA ha elegido lo que llama una supertemporada como modelo de transición. Entre mayo de 2018 y junio de 2019 se celebrarán ocho carreras. Y la característica especial es que la clásica cita de Le Mans y las 6 Horas de Spa-Francorchamps se disputan dos veces en la supertemporada. El próximo campeonato se iniciará en Silverstone, en septiembre de 2019, y acabará en junio de 2020 con las 24 Horas de Le Mans. 

 

Compartir