Menú

Porsche empieza una nueva era en el Campeonato del Mundo de Fórmula E ABB FIA

Porsche cree en el futuro de la Fórmula E. El fabricante de vehículos deportivos de Stuttgart estará presente en la temporada 2022/2023 del Campeonato del Mundo de Fórmula E ABB FIA, inaugurando una etapa con los nuevos monoplazas Gen3, más evolucionados. Con este anuncio oficial, Porsche renueva su compromiso con la Fórmula E y pone de relieve la importancia de sentar las bases para futuras soluciones de movilidad a través del desarrollo de vehículos de carreras con propulsión eléctrica.

“La nueva generación de monoplazas Gen3 abre otro capítulo en la historia de éxito de la Fórmula E. Y queremos ser parte de ella”, dice Fritz Enzinger, Vicepresidente de Porsche Motorsport. “Con nuestra entrada en 2019 mostramos un claro compromiso con la Fórmula E. Desde nuestro punto de vista, ofrece el entorno más competitivo para avanzar en el desarrollo de vehículos de alto rendimiento, con un enfoque en el respeto al medio ambiente, la eficiencia energética y la sostenibilidad. En la temporada anterior pudimos confirmarlo a pesar de todas las restricciones que hubo relacionadas con la pandemia. Los éxitos que logramos en el año de nuestro debut, con dos podios y una pole position, solo fueron el comienzo”.

“Me alegro de que Porsche se haya comprometido con la próxima era de la Fórmula E, en la que el campeonato alcanzará un nuevo hito tecnológico”, dice Jean Todt, Presidente de la FIA. “Más ligero, potente y con una capacidad de carga más rápida, el monoplaza Gen3 serán el nuevo referente de la competición eléctrica. También es la confirmación de que la Fórmula E es la plataforma adecuada para promover la experiencia de los fabricantes en electrificación y demostrar nuestro compromiso compartido en la búsqueda de soluciones de movilidad más sostenibles”.

“Estamos encantados de que Porsche se haya comprometido a largo plazo con el campeonato de monoplazas eléctricos”, dice Jamie Reigle, CEO de la Fórmula E. “La presencia de Porsche en la Fórmula E es de gran valor y la marca ha demostrado que será una fuerza impulsora en nuestra evolución. Estamos deseando colaborar en el desarrollo del Gen3, con el Campeonato del Mundo de Fórmula E ABB FIA como campo de pruebas para la próxima generación de tecnología que se aplicará a los coches de calle, proveniente de la competición”.

Los monoplazas Gen3 representan un gran salto tecnológico. Aportan ventajas en términos de rendimiento y eficacia, así como en el control de costes. Las prestaciones también han aumentado significativamente en comparación con los predecesores Gen2 de esta temporada. En el modo de calificación, ofrecerán una potencia máxima de 476 CV (350 kW) en lugar de los 340 CV (250 kW) anteriores. En el modo de carrera normal, se alcanzarán los 408 CV (300 kW), frente a los 272 CV (200 kW) actuales. Los vehículos Gen3, además, cuentan con un sistema de frenado eléctrico que actúa sobre las cuatro ruedas, con el que se puede recuperar energía de forma aún más eficiente: 600 kW en total.

La Fórmula E establece nuevos referentes en la competición automovilística con paradas en boxes de carga ultrarrápida, donde los vehículos Gen3 se recargan con potencias de hasta 600 kW. Esta innovación contribuirá a que las carreras sean más apasionantes, pero más allá de la competición, la reducción de los tiempos de carga es un argumento clave para la aceptación de los coches eléctricos como vehículos útiles en el uso diario. Por lo tanto, los hitos logrados hoy en las carreras se convertirán en los avances de la movilidad eléctrica del mañana.

Porsche participó desde el principio en las discusiones sobre la reglamentación de la nueva generación de monoplazas. “Para nosotros era importante que se conservara el ADN de la Fórmula E, que ha hecho que el campeonato sea tan exitoso. Y así ha sido. Al mismo tiempo, vemos potencial para llevar la Fórmula E al siguiente nivel desde un punto de vista deportivo y tecnológico”, dice Fritz Enzinger. “Consideramos que es un desafío interesante ser parte activa en el devenir del Campeonato del Mundo de Fórmula E ABB FIA para, así, dar otro impulso a la movilidad eléctrica a nivel mundial. Esperamos con ganas la nueva era”. 

Compartir