Compartir 
Porsche
Porsche Música

El amor de Justin Bieber por los Porsche se llama 997

Es fan de los coches y un gran amante de los deportivos y su cuenta de Instagram con más de 130 millones de seguidores es una muestra de ello. Justin Bieber, nacido en 1994 en Canadá no solo es un joven aficionado a los tatuajes y al mundo del motor. Es una de las mayores estrellas actuales del mundo de la música.

Desde muy temprana edad fue número uno en las listas de éxitos. Scooter Braun, ahora su representante, descubrió su talento casi por casualidad y de una forma meteórica Justin Bieber se catapultó a la fama gracias a su voz. Con tan solo 16 años realizó su primera gira y ya era un ídolo adolescente gracias a su álbum debut “My world”. Temas como “Baby” le catapultaron a la fama y pudimos ver que ya soñaba con Porsche.

En 2011 presentó “Mistletoe” una de las canciones de su segundo álbum de estudio que tuvo a un clásico blanco como protagonista del navideño vídeo. Entre copos de nieve descubríamos un precioso Porsche 356A Speedster, el primer gran icono de Porsche que acompaña durante toda la canción al cantante canadiense.

Pero dentro de su amplia colección que incluye deportivos como un Cadillac CTS Coupé, Lamborghini Gallardo Spyder o un Ferrari F430, hay una joya en color negro mate con nombre propio, un Porsche 997 Turbo.

Frenos cerámicos de carreras, una aerodinámica pensada para arrasar en pista y una potencia de 480 CV en un motor trasero de seis cilindros que es sinónimo de fuerza. Un deportivo pensado para romper cronómetros en circuito, pero que luce con estilo en la calle.

Con las llantas negras con detalles en color rojo y la carrocería con un acabado negro mate, este coche es un sueño para amantes de la velocidad. En el tiempo en el que un Boxster acelera hasta 160km/h, este Porsche 911 Turbo llega a los 180km/h y es capaz de frenar hasta pararse. Solo imaginarlo da vértigo. 

La evolución del Porsche 996 del que bebe es también la evolución de su estética. Se volvió a los clásicos faros de "ojo de insecto", y las ruedas de serie aumentaron de tamaño. La potencia aumentó y el modelo Turbo incluyó un sistema de tracción integral completamente reajustado.

Este modelo, el Porsche 911 fabricado entre los años 2004 y 2012, es uno de esos deportivos que con el tiempo no se devalúan, sino que adquieren una solera maravillosa como la de un buen vino. Un coche que demuestra la pasión de Justin Bieber por los superdeportivos y sobretodo, un ejemplo de cómo el sueño de un niño es el ahora de un cantante de éxito. 


Escrito por: Javier del Campo

Otros artículos que te interesarán

Porsche / Porsche Classic / porsche transaxle

Si una marca quiere mantenerse en el tiempo, reinventarse es una palabra que debe...

20-02-2020
Porsche / Porsche Classic

Si hablamos de coches de Porsche, podemos enumerar vehículos que han cumplido, cumplen...

30-04-2020