Menú

El día que Porsche desarrolló el Audi RS2

Desde que Ferdinand Porsche estableciera su estudio de ingeniería en Stuttgart en el año 1931 muchos proyectos de desarrollo para otros clientes han visto la luz. La experiencia de Porsche le ha permitido desde sus inicios desarrollar proyectos externos a la marca como el diseño del motor TAG Turbo para el equipo McLaren en la Fórmula 1, o el Mercedes-Benz 500 E, una berlina deportiva nacida de un acuerdo entre ambas marcas.

Otro de los casos de éxito como proveedor de servicios de desarrollo fue con el primer RS de Audi. No se fabricó en su sede de Ingolstadt en Baviera, sino que salió de la fábrica de Zuffenhausen de Porsche. Audi necesitaba competir con el BMW M3 y pensaron que colaborar con Porsche era mucho más que una idea brillante, era la oportunidad de darle una chispa de deportividad extra a una berlina familiar.

Sobre un Audi S2 Avant, Porsche fabricó un nuevo coche que se convirtió en un exclusivo vehículo de récord que rompería lo que hasta ahora habían sido las berlinas de Audi. En 1993 se anunció en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort, el RS2 Avant, un deportivo de altas prestaciones que terminó lanzándose al mercado en marzo de 1994 y que tenía mucho de Porsche dentro y fuera del coche.

Con un motor rediseñado de cinco cilindros con turbocompresor y 2.2 litros, el coche desarrollaba 315 CV de potencia y 410 Nm de par máximo. Lograba acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 262 km/h, lo que le convertía en el primero de los coches en serie de Audi en superar esa barrera.

Con un sistema de tracción total y la mecánica turbo, Porsche cinceló este vehículo mientras en la misma fábrica se producían los nuevos Porsche 911 (993). Audi aportó los paneles de la carrocería pintados y algunos componentes que podían transferirse de otras versiones, como la caja de cambios de seis velocidades del Audi S2.

Porsche por su parte diseñó algunas de las piezas y otras las utilizó de otros modelos, como las llantas de aleación ligera de 17" del Cup o las características pinzas de freno rojas de alto rendimiento. Michael Hölscher era el Jefe del Proyecto RS2 en Porsche en los años en que se desarrolló esta berlina más deportiva y potente para Audi, y asegura que alrededor del 20 % del RS2 procede de Porsche. 

A pesar de tratarse de una berlina el interior era más deportivo gracias a los asientos Recaro con acabado en piel y las costuras a juego con la carrocería. Un coche familiar con un puto de deportividad único en Audi y que sin duda llevaba el sello de Porsche en detalles como el logotipo RS, fabricado con las propias letras de Porsche.

Con un gran motor y un peso muy ligero, el nuevo Audi llegó a conocerse por los aficionados al motor como el "Audi Porsche RS2", y es que el alma del carácter Porsche está más que presente en este vehículo. 

2.891 unidades salieron de la fábrica de Zuffenhausen, una cifra de producción muy pequeña hoy en día que convierten a este modelo en una pieza más exclusiva. Este modelo de Audi conserva la esencia deportiva de Porsche y es una rara avis digna de coleccionista.

Compartir 

Otros artículos que te interesarán