Compartir 
Porsche
Experiencia Porsche
Kitesurf
Big Air Tarifa

Porsche colabora en el espectacular Campeonato del Mundo de GKA Big Air en Tarifa con Liam Whaley y Rita Arnaus como abanderados de la marca

Más allá de su relación evidente con el motorsport, disciplina deportiva en la que participa de forma activa desde sus comienzos, Porsche siempre ha estado relacionado con el deporte. Además de colaborar desde hace tiempo con el mundo del tenis y el golf, ahora apoya el desarrollo del kitesurf y lo hace de la mano de dos grandes atletas profesionales de este deporte, Liam Whaley y Rita Arnaus. 

Sobre una tabla de surf y con una una cometa acrobática, los deportistas de kitesurf se dejan llevar por la superficie sobre las olas con ayuda del viento. El resultado son espectaculares piruetas y saltos a grandes velocidades, algo que encaja a la perfección con el espíritu de Porsche. Precisión, superación de los límites, trabajo y constancia son las máximas que definen el kitesurf, algo que este deporte comparte irremediablemente con un 911.

El Campeonato del Mundo de GKA Big Air en Tarifa que se vivió el primer fin de semana de julio fue una excelente muestra de talento extremo en la que participaron los dos embajadores de Porsche, Liam Whaley y Rita Arnaus, demostrando que la velocidad no es exclusiva de los deportivos. 

Ambos participaron en un evento deportivo en el que los mejores riders del kitesurf dieron un espectáculo de acrobacias y trucos imposibles que dejaron unas impresionantes imágenes para el recuerdo.

Esta nueva generación de deportistas demostraron que nada se les resiste. Arriesgados saltos de más de 20 metros de altura y 180 metros de amplitud, que consiguieron que Liam Whaley se proclamara subcampeón del mundo en su disciplina ante la atenta mirada de cientos de aficionados.

Liam Whaley es una de las mayores figuras del kitesurf mundial. Nacido en Ibiza, su fascinación por el viento nació fruto de un regalo en su noveno cumpleaños: una cometa. Desde entonces, el niño comenzó a mostrar interés por un deporte acuático en el que el viento es clave, el kitesurf. 

A pesar de que fue en la isla balear donde aprendió en un primer momento, todos los años iba a Cumbuco (Brasil) a entrenar, hasta que con 13 años su familia y él decidieron dar un paso más. Mudarse a la capital del viento de Europa, Tarifa, fue el paso definitivo para hacer realidad su sueño de convertirse en deportista profesional.

Con solo 15 años, en 2012, compitió en la PKRA World Tour consiguiendo el 4º lugar en la prueba de Port Leucate. Un año más tarde ya ocupaba el cuarto puesto entre los mejores del mundo. A finales de 2014 ya era el segundo mejor del mundo y a día de hoy, es el primero en el ranking. Para Liam no existen límites.

En la categoría femenina encontramos a Rita Arnaus, una joven nacida en 1995 en Cataluña. A los 10 años comenzó practicando windsurf y vela ligera y con 16 años descubrió que el kitesurf y concretamente la disciplina freestyle, era su auténtica pasión. Y es que dicen que de casta le viene al galgo porque la barcelonesa tiene en los genes el amor por los deportes acuáticos. Sus padres fueron campeones de España de windsurf y su padre fue uno de los primeros en introducir el kitesurf en España.

Dos años después de empezar con el kitesurf, ya competía en Freestyle y Big Air y en 2015 se convirtió en campeona de España de kiteboarding. Desde entonces los triunfos le han acompañado en una carrera en la que no para de crecer.

Además de como fervientes admiradores, Porsche estuvo presente con un Taycan Cross Turismo en color verde que encajaba a la perfección con las dunas de la tarifeña playa Balneario. Su carácter deportivo sumado a los detalles del paquete Offroad Design, convierten a este coche en el mejor embajador posible para un deporte tan exigente como el kitesurf. 

El 100% eléctrico se mimetizó con la naturaleza más pura en esta competición en la que Porsche habilitó un hospitality para que los invitados disfrutaran de la competición desde un lugar privilegiado y muy cómodo. Al otro lado de la playa, los deportistas y embajadores de la marca que participaban tenían su propio espacio para prepararse antes de la gran competición. 

El evento incluyó además varias prácticas deportivas con los aficionados de Porsche que acudieron, pensadas para acercar el kitesurf y dar a conocer algunas de las técnicas que los atletas profesionales utilizan en este deporte.

Un mismo espíritu de lucha, uno sobre las olas y otro sobre el asfalto. El kitesurf y Porsche han demostrado en Tarifa que esta, es una colaboración destinada al éxito. 

Otros artículos que te interesarán

Porsche / Porsche 911 / Porsche Classic

Cuando en el año 1994 se crearon las BPR Global GT Series que estaban llamadas a...

03/09/2020
Porsche / Porsche Panamera / Panamera Sport Turismo

Desde su presentación hace más de una década el Porsche Panamera ha sido fuente de...

27/08/2020