Menú

Porsche y Star Wars, una alianza para la historia

La saga de Star Wars que comenzó George Lucas en el año 1977 es una de las más conocidas del mundo del cine. Forma parte de la cultura pop y con sus once películas, es la segunda saga más taquillera del cine solo por detrás del Universo Marvel que cuenta con un total de 23 películas.

Hemos crecido con sus personajes, nos emociona su banda sonora, sus diálogos son míticos y las películas son un imprescindible para cualquier cinéfilo, sea amante o no de la ciencia ficción. Esta épica saga con más de 40 años de historia ha cautivado a millones de personas en el mundo y Porsche, es uno de esos fans incondicionales.

Con motivo del estreno del Episodio XI titulado 'El ascenso de Skywalker' que ponía punto y final a esta prolífica saga cinematográfica, los diseñadores de Porsche AG y Lucasfilm Ltd. decidieron unir dos mundos aparentemente alejados pero que en realidad tenían mucho en común.

Se trabajó en el diseño de una nave que celebrara el fin de una era y que debía mostrar una creación en la que se pudiera percibir Star Wars pero bajo la mirada de Porsche. Esta alianza, tan apasionante como compleja, debía ser digna heredera de ambas y formar parte tanto del universo Star Wars como del espíritu deportivo de Porsche.

No es la primera vez que Porsche y el cine se unen, hemos podido ver deportivos de la marca en multitud de películas, pero sí es la primera vez en la que el equipo de diseño del nuevo 911 o del Taycan, se encarga de impregnar del ADN Porsche una nave espacial destinada a celebrar con Lucasfilm el final de una era. 

Así, se mezclaron las naves más características de la Alianza Rebelde con los modelos más representativos de Porsche porque, según Michael Mauer, Vicepresidente de Diseño de Porsche AG "ambos mundos tienen una filosofía de diseño similar" con modelos icónicos que sientan las bases de su historia. ¿Qué sería de Star Wars sin su mítico Halcón Milenario? Lo mismo que Porsche sin su 911. 

Tri-Wing S-91x Pegasus Starfighter: la nave espacial de Porsche

Durante dos meses los equipos de diseño trabajaron de forma conjunta para recrear una espectacular nave que pudiera estar presente, de una forma armoniosa, de la historia de una de las sagas más importantes del mundo del cine sin perder la esencia de cualquier diseño creado por Porsche.

La nave esconde el inequívoco estilo de la marca. Un frontal bajo con un perfil aerodinámico en la cabina, la unión entre el frontal y las turbinas o las líneas del frontal que se estrechan en la parte trasera, son rasgos distintivos que nos recuerdan al diseño del 911 y del Taycan. La parrilla trasera y la tercera luz de freno integrada son una clara inspiración del 992, y las llamadas "air curtains" (entradas de aire) unidas a las luces delanteras, del Taycan.

La nave tiene un estilo compacto y lleno de dinamismo, como sería cualquier deportivo de Porsche, y lo mejor es que no se ha quedado solo con un diseño exterior. Orientado completamente al piloto, el panel de control y la posición del asiento más baja se inspiran en el Porsche 918 Spyder. Cuenta con todos los detalles que podría tener una nave de Star Wars, pero unido a demás al lujo y la deportividad de Porsche.

Volaría rápido y sería una extensión del piloto, como los mejores deportivos de la marca. Sería letal para sus enemigos, como un 911 en carrera; confortable como el Panamera y lo último en tecnología, como el nuevo Taycan. Sería la fuerza que necesita cualquier piloto. 

Una alianza maravillosa gracias a la que la mítica frase “may the force be with you” puede sonar en las películas de la saga antes de pilotar una nave espacial con el ADN de Porsche, en una galaxia muy, muy lejana.

Compartir