Compartir 
Porsche
Porsche Classic
Porsche 911 Targa

Todo al negro, el homenaje más clásico a Porsche Design

Cuando Ferdinand Alexander Porsche creó el 911 lo hizo siguiendo el legado de su abuelo, fundador de la marca. El deportivo pronto se convirtió en el modelo más reconocido, icónico y representativo de Porsche. Pero aunque esta fuera su obra maestra como ocurriría con cualquier artista, este genio tuvo muchas y grandes ideas.

Una de ellas fue la creación de Porsche Design junto con su hermano Hans-Peter. Este estudio independiente de diseño de productos sigue en pie 50 años después de que saliera de su cabeza. Fuera del mundo del motor pero vinculado a él estrechamente, este negocio conseguía que el talento de Ferdinand Alexander Porsche destacase en el mundo de la moda y el estilo de vida. 

Lo primero que se diseñó fue un reloj de pulsera exclusivo y de unidades limitadas un año después de que Porsche Design se inaugurara en 1972. Se llamó Chronograph I y destacaba por su esfera y caja en acero cromado de color negro mate, el primero de la historia y que usó el color de tendencia en ese momento. Inspirado en los velocímetros de los coches de carreras, este innovador reloj terminaría siendo referente no solo para el mundo de la relojería actual sino para el futuro del 911 ya que, tras presentarlo, las molduras y los bordes de las ventanas en el deportivo pasaron del acabado en cromo al negro mate.

Medio siglo después, el reloj ha sido redefinido en una versión nueva en 2022 y Porsche Design sigue siendo una marca que representa todo aquello que Ferdinand Alexander Porsche quisó plasmar en ese primer diseño. Pero el aniversario de su fundación se ha conmemorado además con otro regalo y de la mejor forma posible: restaurando un coche clásico.

El elegido en esta ocasión es un Targa, modelo que comenzaba a fabricarse en otoño de 1966 como una necesidad convertida en deseo, la de un descapotable más seguro al que se añadió la característica barra antivuelco. 

El vehículo a restaurar debía cumplir con el requisito de ser de 1972, el año en que se fundó Porsche Design. Durante dos años Porsche Classic ha trabajado duro para restaurar un 911 T 2.4 Targa buscando como inspiración ese primer diseño del famoso reloj, pero cambiando de rumbo el enfoque natural de la restauración que exige que el modelo termine siendo lo más fiel posible al original.

En esta ocasión el homenaje ha combinado vanguardia y tradición y este Targa se ha convertido en una pieza digna de museo. Pintado en un negro sólido y con el interior y el exterior en el mismo tono, como el reloj, el deportivo encuentra en este color el reconocible sello de Ferdinand Alexander Porsche.

Y aunque el negro combina con todo, el platino de acabado satinado de las franjas laterales y de la barra antivuelco es justo el complemento que pedía este clásico para convertirse en el más elegante. Las letras Targa se han mantenido en negro, esta vez mate, y al tratarse de un modelo especial se ha incluido la insignia 'Porsche Design 50th Anniversary' y la firma de Ferdinand Alexander en la parrilla.

El interior, completamente restaurado, tiene una tapicería también negra que se combina con un vichy de cuadros grises y negros de tejido Sport Tex, que también forma parte del revestimiento de las puertas y de la parte inferior del tablero. 

Cuando el vehículo llegó a Porsche Classic no estaba en el mejor estado y le faltaban algunas piezas. El motor y el chasis de ese 911 T 2.4 se sustituyeron por la versión S de 1972, que ya daba 190 CV y estaba equipado con inyección mecánica de gasolina.

Un modelo que pide a gritos lucir su elegancia en la carretera y que ya es, sin duda, la envidia de cualquier porschista.

Otros artículos que te interesarán

Porsche / Porsche Digital

En este post conoceremos a uno de los ganadores del concurso de ideas de Porsche "...

25/03/2020
Porsche / Porsche Digital

Los datos cada vez están más en la mente de todos y cada vez se perciben más como un...

23/03/2020