Menú

Weissach Package: la mejora que acerca el Motorsport a los superdeportivos de Porsche

Las manos en el volante en una caricia casi eterna. Las ruedas girando bajo tus pies, frenéticas. El rugido del motor en tu espalda. Las curvas y la sensación de que el coche se pega al asfalto. Concentración máxima. Velocidad extrema. Las sensaciones que te ofrece una competición automovilística son algo inalcanzable. O casi inalcanzable.

El paquete Weissach nació con la intención de acercar ese sueño de competición a cualquiera que estuviera dispuesto a ponerse al volante de un Porsche 918 Spyder. Este fue el primer modelo que incluía un paquete que aseguraba un ahorro de peso y una mejora en las prestaciones del deportivo.

El Porsche 918 Spyder que vimos por primera vez en el Salón del automóvil de Frankfurt en  septiembre de 2013 no era un superdeportivo más. Desarrollado en Weissach y fabricado en en Zuffenhausen, fue el primero de los deportivos de Porsche que podían incluir un pack extra que se bautizó como Weissach Package. Un deportivo híbrido con un un motor V8 de 4,6 L que desarrolla 608 CV, y dos motores eléctricos conectados a la transmisión. En total 887 CV de pura magia.

Materiales ligeros como el la fibra de carbono y el CFRP en el panel de instrumentos, el bastidor o el monocasco, entre otras estructuras; y un un centro de gravedad muy bajo y centrado hacen de este superdeportivo todo un lujo para amantes de la velocidad. El paquete Weissach conseguía reducir aún más el peso usando piezas en fibra de carbono vista en las aletas traseras, las carcasas de los retrovisores o el techo entre otras piezas, además de incorporar llantas de magnesio que lograban disminuir en 35 kg las masas no suspendidas. También se eliminaba el material insonorizante, los equipos de sonido y de climatización, para conseguir ahorrar 41 kg con respecto a un Porsche 918 Spyder estándar.

Estas mejoras aumentaban la deportividad del coche por lo que en el interior el tapizado debía ser aún más deportivo: se sustituyó el cuero por tejido de Alcántara. El paquete también incluía cinturones de seguridad de seis puntos, y el 918 Spyder Weissach estaba disponible con pintura deportiva especial para el exterior, más ligera y con varios acabados de competición. Es objetivo era llevar al límite las capacidades de este superdeportivo en circuito cerrado.

Con el paquete Weissach proporcionándole un peso mucho más ligero y una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos, el Porsche 918 Spyder consiguió un tiempo récord en Nürburgring, marcando una vuelta que redujo el récord anterior en 14 segundos. Consiguió ser el primer coche de calle en romper la barrera de los siete minutos en el Infierno Verde, y se hizo también con una gran cifra en Phillip Island, consiguiendo rodar en un tiempo de 1:38.02 -los V8 Supercar lo hacen en 1:32.02-. 

Un carácter más deportivo que le añade aún más deportividad a algunos de los coches más potentes de Porsche. El paquete Weissach opcional está pensado para acercar lo máximo posible al conductor la experiencia del motorsport, mejorando el rendimiento del deportivo y deshaciéndose de cualquier peso innecesario en un circuito. 

El Porsche 911 GT2 RS y Porsche 911 GT3 RS también incluyen esta opción más ligera que consigue que la potencia de sus caballos aumente su efectividad. Con el paquete opcional Weissach se optimiza aún más la respuesta del 911 GT3 RS, ya que cuenta con barras antivuelco en los ejes delantero y trasero, barras de acoplamiento y techo de plástico reforzado con fibra de carbono, reduciéndose el peso hasta los 1.430 kilos.

La jaula antivuelco, por ejemplo, es de titanio y unos 12 kg más liviana que la de acero del paquete Clubsport. Hasta el tapizado es más liviano, porque lo que prima en el paquete Weissach es la deportividad llevada al límite. Esta deportividad convierten a Porsche en el único fabricante que ofrece esta tecnología en un vehículo con homologación de calle.

Un acabado único que te acerca aún más a las sensaciones del motorsport y que convierte a los superdeportivos de Porsche en una joya única, valiosa y extrema. Muy extrema.

Compartir